Austero festejo de Piedra del Aguila

Apuestan al turismo en medio de una fuerte recesión económica local

NEUQUEN (AN).- La localidad de Piedra del Aguila cumple 103 años, con muchos problemas económicos, pero con el firme propósito de conseguir un impulso turístico con el desarrollo de sus lagos y sus balnearios.

Para ello, hay un millonario proyecto en danza que incluye la construcción de un hotel cinco estrellas. Por la ruta 237, que atraviesa a la ciudad, pasan 700.000 automóviles por año, la mayoría con destino a los centros turísticos de la zona cordillerana. La idea es conseguir que la gente no sólo pare a cargar combustible y a reaprovisionarse, sino que permanezca por lo menos 48 horas en Piedra del Aguila.

Este nuevo aniversario tuvo la carga de esperanza de los habitantes y solidaridad entre las comunas neuquinas, que se unieron para que los festejos de este año no se vean empañados por la crisis laboral y financiera que vive la localidad. Desde la capital neuquina, el intendente Horacio "Pechi" Quiroga prestó el palco y el equipo de sonido, sin los cuales la celebración no hubiese sido posible.

Otras comunas más pequeñas aportaron artistas y espectáculos, con lo que se logró que la fiesta fuera austera, pero rica en opciones. (ver aparte)

Piedra del Aguila tiene entre un 30 y un 40% de desocupación desde que se concluyeron las obras de la represa hidroeléctrica de Pichi Picún, que dejó sin trabajo a cientos de personas.

El intendente, Jorge Alberto Baeza, espera que las autoridades provinciales tengan en cuenta el costo social a la hora de decidir el porcentaje de la coparticipación que le corresponde a Piedra del Aguila.

El intendente indicó que no es lo mismo la forma de encarar a los desocupados desde una comuna grande que en una chica, donde 600 personas golpean la puerta reclamando trabajo.

"Tengo un presupuesto de 89.000 pesos y me mandan una ayuda de 20.000 pesos, pero los gastos son de 150.000 pesos y, como cada vez puedo recaudar menos, tengo un déficit de 30.000 pesos mensuales", agregó Baeza.

El titular del Ejecutivo municipal no dejó pasar la oportunidad para explicar por qué fue el único que solicitó el traspaso del EPEN.

"Yo lo pedí porque creo que es una herramienta de desarrollo importante para la localidad" y agregó que "la necesito para ver si puedo bajar la tarifa, porque si tengo dos represas como Piedra del Aguila y Pichi Picún, que producen el trece por ciento de energía en el país, ¿cómo puede ser que no se pueda bajar la luz y que no nos quede un resto a nosotros, para darle trabajo a la gente ?"

Señaló que no están de brazos cruzados, sino que tiene esperanzas en el turismo como salida laboral y económica. Por eso, comenzarán las obras de construcción del balneario del perilago, donde está programado un complejo turístico, que incluye un hotel cinco estrellas, un casino y otros emprendimientos que significarían una inversión del orden de los nueve millones de dólares.


Comentarios


Austero festejo de Piedra del Aguila