Austria indemnizará a ex esclavos del nazismo

El gobierno firmó un acuerdo con víctimas de seis países



Viena (EFE).- El gobierno de Austria firmó ayer acuerdos con seis países para indemnizar a unos 150.000 "esclavos del nazismo" que aún viven, en una ceremonia mediante la cual espera haber cerrado ese triste capítulo de su historia.

La suscripción de esos acuerdos bilaterales con EEUU, Polonia, la República Checa, Hungría, Bielorrusia y Ucrania allana el camino para que los ciudadanos de esos países que fueron obligados por los nazis a realizar trabajos forzosos en territorio austriaco reciban entre 1.450 (1.746 dólares, como mínimo, a 7.630 euros (9192 dólares) como máximo.

La firma del séptimo acuerdo, con la Federación Rusa, fue aplazada debido a que el representante ruso no pudo viajar.

El presidente de Austria, Thomas Klestil, resaltó en el acto que la indemnización pactada constituirá "por fin un gesto de reconocimiento que se merecían desde hace tiempo (las víctimas del Tercer Reich) por el sufrimiento padecido".

Los representantes de esas naciones acudieron esta tarde al Hofburg, el antiguo palacio imperial de la Casa de Austria donde se celebró la ceremonia, "para cerrar un proceso" que ha sacado a la luz el cruel destino de los antiguos esclavos y trabajadores forzosos del régimen nazi .

Con demasiada frecuencia, "hemos hablado de Austria como el primer país que perdió su libertad e independencia en el nacionalsocialismo, y demasiado poco del hecho de que algunos de los peores verdugos de la dictadura nazi fueron austríacos", recordó el jefe del Estado austriaco, en alusión a la anexión de este país por la Alemania de Hitler en 1938.

En especial, el presidente de Austria agradeció la cooperación del gobierno de EEUU, con quien Viena alcanzó un acuerdo sobre seguridad jurídica, es decir, una garantía de que en el futuro no se presenten más reivindicaciones judiciales.

Las primeras indemnizaciones se entregarían a las víctimas antes de fin de año

El mayor grupo de ellas, 41.250 ucranianos, recibirán en total unos 78 millones de euros, mientras que unos 52 millones de euros irán a Rusia, donde viven 25.000 de esas víctimas, y otros 40 millones de euros se destinarán a los 21.200 de nacionalidad polaca. El resto de las víctimas son 15.000 checos, 8.800 bielorrusos, 6.000 húngaros, así como 31.750 personas que viven "repartidos en todo el mundo".


Comentarios


Austria indemnizará a ex esclavos del nazismo