Autopsia revelaría que Pil sufrió un paro y un testigo detalló golpes

No apartaron de sus cargos a los policías implicados. Interviene la Justicia.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

#

Miguel Velázquez

Tras la pueblada, ayer no hu-bo nuevos incidentes en Sierra Grande.

SIERRA GRANDE (ASG /AV).- Un paro cardiorrespiratorio habría sido la causa de muerte de Aldo Pil, el hombre de Sierra Grande que falleció el domingo en la vía pública mientras era conducido a la comisaría por dos policías. Si bien oficialmente aún no se dio a conocer el resultado de la autopsia, trascendió que se habría certificado que la afección cardíaca fue el desencadenaste de su deceso, el cual provocó el domingo una protesta popular en el hospital de Sierra Grande. En la autopsia no se habrían detectado golpes en el cuerpo del infortunado hombre, de gran contextura física. Sin embargo este medio dialogó con un testigo que esa noche estuvo muy cerca de Pil. El vecino narró que en la solitaria calle 102 del barrio Industrial, paralela a la Ruta 3, vio una moto tirada, que cargaban a un joven en la ambulancia y que Pil forcejeaba con dos policías. Agregó que los policías lo llevaban detenido por la calle “con las manos atrás, pero sin esposas” y que les advirtió a los uniformados que “Zapallo” –como lo apodaban a Pil– tenía problemas en el corazón. Incluso afirma que le habló a Pil para tranquilizarlo “pero no me escuchó”, dijo. Según el testigo alcanzó a ver que los policías le pegaron patadas en la parte baja de las rodillas para que caminara y que a los pocos minutos vio que “lo tenían sentado y para mí ya estaba muerto”. Ayer hubo calma en la ciudad, después de la tensión y la furia que se desató el domingo al conocerse la muerte. Aquella noche familiares y vecinos prendieron fuego un patrullero en las puertas del hospital. A raíz del caso se presentó en Sierra Grande el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Viedma, Guillermo Bustamante, junto al fiscal Fabio Corvalán, quienes iniciaron la investigación judicial y tomaron testimonio a tres personas que estuvieron con Pil la noche de su muerte. La pueblada comenzó cuando los amigos de la víctima, Rubén Otero y Raúl Canihuan, atestiguaron que la policía golpeó a Pil tras el arresto. Ayer a la mañana estuvo en Sierra Grande el subjefe de la Policía, Roberto Stupniki, para garantizar que la policía se aparte de la investigación y que sea la justicia la que avance en la pesquisa. Sin embargo, indicó que hasta que la justicia no determine responsabilidades, los policías que participaron de la detención de Pil seguirán en sus funciones. Los restos del trabajador municipal fueron velados ayer por la tarde, luego de que se practicara la autopsia en Viedma. La causa está caratulada como “muerte dudosa” y en la ciudad los vecinos no salen del asombro por este episodio, que como nunca antes desató la ira de allegados y amigos del popular “Zapallo”. Su familia, en tanto, pidió especialmente a los que estaban enardecidos que no haya violencia.

Muerte en Sierra Grande


Comentarios


Autopsia revelaría que Pil sufrió un paro y un testigo detalló golpes