Autorizan a abortar a una chica que fue violada

Es una adolescente de 14 años que reside en Mar del Plata. "El daño mayor es en la salud psíquica", argumentó la jueza. El acusado es el esposo de la madre, que sigue en libertad.



La jueza de Menores de Mar del Plata Silvina Darmandrail autorizó la “interrupción del embarazo” a una adolescente de 14 años que sufrió una violación por la que está acusado su padrastro, mediante un fallo que profundizó la polémica sobre el aborto terapéutico. En tanto, la asesora de Menores de la ciudad balnearia, Silvia Fernández, solicitó la anulación de la sentencia mediante una apelación cuyos pormenores no trascendieron. Según informaron a DyN fuentes judiciales, el tribunal de Familia ordenó al presunto violador que abandone el hogar que compartía con la madre de la chica, luego de ser denunciado por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal”.

Darmandrail, en declaraciones radiales, aseguró que “la asesora que representa a las personas por nacer -Fernández-, la asesora representante de la menor y la Cámara de Apelaciones” empezaron a analizar los detalles del fallo con “premura y celeridad”, porque la adolescente hace seis semanas y media que está embarazada.

Es que la sentencia de primera instancia que dictó Darmandrail deberá ser sometida ahora a una revisión, debido a la apelación de Fernández. La jueza de Menores aseguró que decidió autorizar el aborto por “el riesgo que corre la salud física y la psíquica” de la chica y explicó que su “interpretación del Código Penal” estuvo basada en una “ampliación del concepto de salud”. “Está comprobado que el daño mayor es en la salud psíquica y, en los tratados de Derechos Humanos, salud no se trata solamente de una falla física, sino que incluye el bienestar psíquico” de la persona, especificó la jueza.

Además, la magistrada detalló que dictó la sentencia “luego de haber tenido contacto con la menor, abusada por el padrastro. Se tuvo en cuenta también el resultado de las evaluaciones psicológicas que se le hizo a la menor, que hablan del profundo daño” provocado por la violación, indicó. Sostuvo que “el ámbito social donde ocurrió el hecho estaba conformado por una familia integrada por una madre que había formado una nueva pareja con un hombre a quien la chica llamaba papá”.

La magistrada indicó que los estudios realizados a la adolescente se efectuaron en el Hospital Privado de la Comunidad, “que sólo intervino para hacer una evaluación del tribunal de bioética”, y puntualizó que se determinó que la adolescente “está en grave riesgo psíquico”. “El hecho de continuar con el embarazo producto del incesto puede concluir en patologías graves que terminen en un suicidio”, advirtió.

La jueza aclaró también que, en varias charlas que mantuvo con la chica mediante la intervención de una psicóloga, se le planteó a la adolescente la posibilidad de continuar con el embarazo y dar al bebé en adopción. La magistrada dijo que “la sola idea de continuar con el embarazo provoca (a la adolescente) un daño mayor. Está pidiendo la solución ahora, ya”, aseguró. La chica estudia, pero, desde que supo que está embarazada, dejó de ir a la escuela y permanece recluida en su casa, agregó la jueza. El acusado de la violación, quien también tiene dos hijas de 3 y 4 años con la madre de la adolescente, está en libertad aunque con restricción de acercarse al inmueble en donde vive la chica. (DyN)


Comentarios


Autorizan a abortar a una chica que fue violada