Avanzan en instrumentar planes laborales con los sindicatos

Construcción, frutícolas y camioneros, entre otros, buscan reinsertar a los desocupados en la actividad



ALLEN (AA).- La implementación de los planes nacionales de jefes y jefas de hogar en la provincia de Río Negro aún genera cierta incertidumbre en las comunas, por lo cual se pretende seguir avanzando en un esquema de articulación conjunta entre los sindicatos, los empresarios, los intendentes y el área de Trabajo provincial a fin de lograr una distribución que “asegure la mayor inserción laboral en las empresas”, se indicó.

Con este fin se reunieron durante el martes por la tarde en esta ciudad, los representantes de diferentes sindicatos de la provincia con la secretaria de Trabajo rionegrina, Ana Piccinini. Allí, estuvieron presentes los delegados de los obreros de la construcción, del sector frutícola y de camioneros, entre otros gremios nucleados en la Intersindical Frutícola, quienes expusieron la crítica realidad que atraviesa cada sector. Se acordó prolongar el encuentro durante la próxima semana.

“En Río Negro pretendemos que el objetivo de este programa sea la reinserción social del desocupado. Para eso tenemos que hacer una articulación fundamental que estamos tratando entre los intendentes, que son los coordinadores del programa en la localidad, con los sindicatos que son los que van a proveer y acompañar este programa, y los empresarios que van a ser aquellos que van a absorber esta nueva mano de obra”, señaló Piccinini.

15.000 inscriptos

Actualmente los registros de inscripción en toda la provincia rondan las 15 mil personas, estimó la funcionaria, aunque aún resta cargar mucha información en el sistema, se indicó.

No obstante, se advirtió que “se están armando muy lentamente” los consejos consultivos en cada localidad, que serán los encargados de controlar la dinámica del programa.

En tanto, durante los próximos días se prevé llevar adelante una reunión con el sector empresario, para negociar los convenios de incorporación de mano de obra, según se informó.

Por otra parte, los jefes comunales del Alto Valle también aprovecharon la oportunidad de exponer ante la funcionaria de Trabajo su preocupación por la instrumentación que se haga de los planes nacionales y los mecanismos de pago en cada ciudad. “Los intendentes están descreídos, reticentes por las obligaciones que deben asumir y tienen miedo que la plata no llegue. Es una realidad que también tenemos que manejar”, comentó Piccinini a un medio radial.


Comentarios


Avanzan en instrumentar planes laborales con los sindicatos