Avistaje de aves en el río Negro, una nueva opción

Turismo y la AIC revelaron que la población de pájaros de Regina a Cipolletti forma parte de un novedoso producto turístico.



CIPOLLETTI (AC).- Es una opción más en la que se está incursionando con mucha firmeza para potenciar el paquete turístico, en función de lugareños como de visitantes de otros puntos del país y especialistas. Se trata del "avistaje de aves" en el curso del río Negro desde Villa Regina hasta Cipolletti.

En efecto, en una acción conjunta entre la Secretaría de Turismo provincial y la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) se le ha dado el punto final a un trabajo de relevamiento de aves "con el objetivo de armar el producto turístico "Avistaje de aves en el río Negro" basado en la riqueza de aves y bellezas del paisaje", informó ayer la subsecretaria de Turismo rionegrino Ana Boschi, indicando en esa línea que la actividad apunta a contribuir a la diversificación de la oferta turística, tomar conciencia del valor de la avifauna y promover su conservación.

Se planteó como "fundamental" conocer las especies, su abundancia y su diversidad y la dinámica de los ecosistemas para su conservación y conocimiento por medio d este programa de avistaje "que permita a los lugareños revalorizar nuestros recursos naturales y articular una oportunidad de generación de empleo", señaló la funcionaria.

En el tramo del río relevado -de Regina a Cipolletti- se realizaron censos continuos, por tierra y agua, con desplazamientos por ambientes de montes e islas. Así, se pudo observar una gran cantidad de especies acuáticas como gallaretas, cisnes, patos, macaes y, en la vegetación, horneros, zorzales, benteveos, ratoneras y palomas, entre muchas otras.

No es uniforme la distribución y está vinculada a sitios donde el agua fluye más lentamente y donde existe menos acción antrópica, observándose importantes bandadas mixtas en las que predominan las gallaretas.

El relevamiento -dijo Boschi- permitió registrar 75 especies de aves. Hay 45 n paresiformes y 30 especies paresiformes, es decir, que tienen capacidad de posarse. De los 75 registros, 35 se corresponden con especies nuevas o muy poco conocidas, y 9 son primeras observaciones al menos en ese tramo.

Con un producto como el "Avistaje de aves" se afianzará el mercado interno nacional y regional de ecoturismo, con excursiones direccionadas a segmentos específicos de la sociedad interesado en especies particulares.

Y, aparte, aclaró Boschi, se potenciará a los actuales productos en desarrollo. Para el caso, "Ruta del vino, manzanas y peras", "Dinosaurios", "Actividades en chacras", "Actividades en ríos y lagos", y también a los operadores de pesca, circuitos y otras actividades relacionadas -gomones, treking- reafirmando el valor turìstico de los valles.

En la preparación de la temporada estival, se continúa con la capacitación para la mejora de los servicios turísticos, dada la exigencia local como la de gente de otros lares que buscan "la excelencia en la atención, calidad de productos y reconocer la identidad regional a través del sabor de sus bebidas y platos". Y además está la señalización. Turismo de Río Negro, juntamente con su par del Neuquén, dijo Boschi, invirtieron 200.000 pesos en 20 grandes carteles motivacionales -10 en cada provincia, de 8 por 4 metros- sobre las rutas nacionales 22, 250, 151, 237 y 7.


Comentarios


Avistaje de aves en el río Negro, una nueva opción