Ayuda escolar 2013





Consultor impositivo

El comienzo de cada año escolar genera en el niño o adolescente expectativas por conocer a sus nuevos compañeros y profesores, así como los nuevos temas que va a estudiar durante el transcurso del ciclo lectivo. Detrás de él está el apoyo de cada familia, que colabora para que pueda cumplir las obligaciones que le caben como alumno. De este modo, y a efectos de alivianar la carga económica de los padres al inicio del año, entre marzo y abril del 2013 la Anses liquida la ayuda escolar anual a todos los trabajadores que se encuentren en actividad y a los beneficiarios de una aseguradora de riegos de trabajo (ART), siempre que tengan derecho al cobro de la asignación por hijo o por hijo con discapacidad. El monto de la asignación varía a nivel nacional según la zona de residencia del grupo familiar; en el caso de la nuestra –Río Negro y Neuquén– el valor se encuentra en $ 340 por cada hijo que concurra a Nivel Inicial, primario o EGB, secundario o Polimodal o que reciba educación especial o rehabilitación en el caso de hijos con discapacidad. Independientemente de que la Anses ya les haya liquidado la ayuda escolar, todos los beneficiarios de esta asignación familiar deben confeccionar el formulario PS.2.68 Acreditación de Escolaridad/Escolaridad Especial, lo cual se puede realizar mediante el sitio web www.anses.gob.ar. Luego hay que llevarlo al establecimiento educativo para que sea intervenido por autoridad y, por último, presentarlo en la unidad de atención de Anses más cercana a su domicilio antes del 31 de octubre del corriente. Se recuerda que en caso de que no sea presentado el monto abonado será descontado de futuras asignaciones familiares. Vale remarcar que desde la entrada en vigencia de los decretos 1667 y 1668 del 2012 se establece que el sueldo máximo para percibir el beneficio es de $ 14.000 por grupo familiar, aunque se aclara también que la percepción por parte de uno de los integrantes del grupo familiar de un ingreso superior a $ 7.000 excluye a la familia del cobro de las asignaciones familiares aun cuando la suma de sus ingresos no supere el tope máximo establecido. Por último, si bien los efectos inflacionarios provocan año a año una mayor carga financiera sobre los insumos básicos para ir a la escuela, siempre es positivo percibir una ayuda de esta naturaleza, que intenta, en parte, ayudar a los más necesitados. Contador Gonzalo M. Gutiérrez consultorio@csbya.com.ar Chinni, Seleme, Bugner y Asoc. www.csbya.com.ar


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Ayuda escolar 2013