Baja ocupación en Bariloche al inicio de la temporada estival

#

Toncek Arko

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El año turístico comenzó en esta ciudad con bajas tasas de ocupación en la hotelería de alta gama y una expectativa contenida en relación al desarrollo de la temporada de verano, que inevitablemente sufrirá el perjuicio de la ceniza volcánica y la falta de transporte aéreo. El turismo estudiantil y los mochileros extranjeros (con un alto porcentaje de israelíes) se transformaron por estos días en los principales sostenes de la actividad. El secretario municipal de Turismo, Vicente Búa, dijo que la mayor demanda de alojamiento está concentrada en los hostels (muchos están al 100%) y en la hotelería de 1 y 2 estrellas. “Esperamos completar también con otro tipo de público y trabajamos fuerte en la promoción para atraer al ‘ABC 1’ que se mueve con vehículo propio o por avión a los aeropuertos cercanos”, dijo el funcionario. Ayer algunos hoteles de cinco estrellas como el Llao Llao y el Edelweiss tenían una ocupación del 45 al 50%, cuando otros años para el 1 de enero suelen estar completos. En la proyección para lo que resta de enero las reservas no llegan al 40%. En el hotel Panamericano (otro de los más importantes) se negaron a informar. El hotel Tres Reyes, en tanto, tenía una ocupación del 38% y en el Nevada llegaba al 40%. Muy distinto es el panorama que expone el turismo joven. En estos días Bariloche alberga a 8.000 estudiantes en viaje de egresados, con 35 hoteles afectados exclusivamente a esa modalidad. Néstor Denoya, titular de Ateba, dijo que la temporada de estudiantes argentinos termina el próximo 16 y Bariloche habrá recibido desde junio a esa fecha unos 110.000 estudiantes. La cifra es superior a la del año anterior, a pesar del volcán, y acentuó el contraste entre el turismo joven con otros segmentos, que registraron fuertes caídas. Ayer un grupo de taxistas comentaba en la esquina de Moreno y Quaglia que no recuerdan un enero con tan poca gente. “La verdad que es preocupante, los viajes se cortaron y basta con ir a la terminal y ver la cantidad de taxis que hay, cuando otras veces para esta época es muy difícil conseguir un auto”, refirió uno de ellos. Soledad Piazza, de la comisión de la feria artesanal de Moreno y Villegas, dijo sin embargo que hay “optimismo” en que el movimiento comience “a partir del 5, como ocurre siempre”. Otros prestadores, como los de autos de alquiler, se han quejado de la bajísima demanda para ese producto, que está muy asociado al transporte aéreo. En la secretaría de Turismo municipal el movimiento en la última semana fue incesante y las mesas de informes atienden entre 400 y 500 personas por día. Búa aseguró que la ciudad está preparada para trabajar a pleno y cuenta con promociones nunca vistas en enero, como descuentos en hotelería del 30% “sobre el precio de mostrador”, ofertas de tres noches al precio de dos y en algunos casos de hasta “dos por uno”.

Como en los últimos días, se prevé que el tiempo continuará caluroso en la ciudad lacustre.


Comentarios


Baja ocupación en Bariloche al inicio de la temporada estival