Bajofondo también mira al sur

El violinista de Bariloche Javier Casalla es parte del grupo





#

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los "inventores del tango electrónico" volverán a ser profetas en su tierra con la gira más austral de su corta pero brillante trayectoria, que recorrerá diez localidades y miles de kilómetros en dos semanas. El demoledor itinerario tendrá un valor agregado inusual en esta ciudad donde sumará músicos locales con aires de familia.

La banda de Gustavo Santaolalla y Juan Campodónico no pretende constituirse en representante del nuevo tango pero es sin dudas el referentes primero en la recreación de un género que aparecía congelado en el tiempo. Mezcla de milonga del mañana y electrónica del ayer, la música de "Bajo Fondo Tango Club" ganó espacio por su estética pero también por la solidez y talento de sus integrantes. Esta orquesta atípica del tango llega al sur para presentar un nuevo logro del proyecto colectivo que la forja y la alimenta, el primer disco solista de Luciano Supervielle.

Esa propuesta será, a su vez, la oportunidad perfecta para mostrar su arte por primera vez en estas latitudes, con la expectativa de dar lo mejor de la banda luego de haber recorrido Europa y Latinoamérica con creciente éxito. La gira guarda un significado especial para Javier Casalla, el vertiginoso violinista capaz de elevar la banda a las alturas, que se radicó en Bariloche para permanecer cerca de su familia.

En diálogo con "Río Negro" Casalla anticipó algunos climas y detalles de la aventura patagónica que comienza en Viedma, pasará por Neuquén y llegará a esta ciudad para brindar un concierto imperdible en el cine Arrayanes. El itinerario continuará, sin mayores pausas, con presentaciones en Esquel, Caleta Olivia, San Julián, Río Gallegos, Pico Truncado y Comodoro Rivadavia para terminar en Trelew el 17 de junio. La apretada agenda obedece a los compromisos asumidos por la banda que, a fin de mes, emprende su segunda gira europea en lo que va del año.

"Vamos a hacer todo en un micro de gira, por caminos de tierra, y vamos a hacer casi un show por noche", relató el músico entusiasmado con el desafío. Ni la extensa geografía ni las bajas temperaturas parecen le plantean grandes contrariedades: "Si sobrevivimos al frío de Oslo podemos con esto, lo único que pedimos fue que el micro tuviera calefacción" confió sonriente. "Básicamente es la primera vez que vamos a venir a tocar para esta zona y no importaba como viniéramos, lo importante era venir. El show de Luciano (Supervielle) incluye temas de lo que fue el primer disco de "Bajo Fondo y algunos del nuevo que todavía no salió.

¿Cómo surgió la idea de hacer una gira por el sur?

No sé, yo venía insistiendo hace un par de años para que viniéramos a tocar... ahora como surge no sé, eso se me escapa.

¿Y tu expectativa con la gira cuál es?

Y... es la emoción de tocar en este lugar en el que estoy viviendo y que mis amigos y mi familia puedan ver lo que hacemos, que después de tanto que les cuento cuando vuelvo de gira ahora puedan verme en acción. Y también la expectativa y la alegría extra de que vamos a incluir un poco de los Casalla en el show.

¿Vas a juntar la banda y los afectos sobre el escenario?

Claro, van a estar Chingolo, Carlos y mi hijo Joaquín de invitados acá en Bariloche, vamos a hacer algún desastrecito en el show, va a estar buenísimo.

¿Cómo llega a la gente este show de Supervielle?

Con Luciano hicimos giras europeas y latinoamericanas, en todo lo que es Latinoamérica tocamos más con él que con Bajofondo, y es como muy distinto en un punto pero a la vez es bastante similar porque somos el cuarteto básico y hay muchos temas de la banda. Lo que más se nota en Supervielle solista es el nivel de participación que tiene Luciano en la composición del Bajofondo total, que es alto. La expectativa es que vean a la banda en vivo porque muchos se preguntan cómo es en vivo. Por otro lado, logramos una química tan grande de grupo, es tan fuerte lo que pasa en el escenario que nos lleva gente que ya nos vio con la apuesta de que nos vea mucha más gente para compartir lo que ellos vieron.


Comentarios


Bajofondo también mira al sur