Balance aprobado con "observaciones"

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- A pesar de identificar numerosas falencias, el Tribunal de Contralor Municipal aprobó el balance 2005, por considerar que los estados contables presentados describen "razonablemente" la situación patrimonial del municipio.

El dictamen tiene fecha del viernes pasado y fue producido por el TdC con su composición anterior, cuando le quedaban apenas unas horas de gestión.

El informe contable auditado por el Tribunal corresponde al ejercicio que fue cerrado hace casi 24 meses y les llevó más de un año de análisis.

La presidenta del TdC que firma el dictamen, Laura Totonelli, dijo que la demora se debió al pedido de información complementaria al Ejecutivo y al arduo trabajo que debieron realizar los propios asesores técnicos del Tribunal.

En la conclusión del dictamen señalan que la opinión sobre el balance es favorable "excepto por las aclaraciones y observaciones" detalladas en los puntos anteriores, donde abundan las imputaciones al Ejecutivo por arqueos faltantes, pagos mal efectuados y errores en la imputación de créditos.

El TdC señala por ejemplo que no pudo verificar "la autenticidad del crédito" en la cuenta IVA. Sugiere "validar dicho crédito y documentarlo", y llegado el caso "tramitar su devolución" ante la AFIP.

El cuerpo de contralor también difiere con el criterio aplicado por la dirección de Contaduría según el cual el municipio no contabiliza amortizaciones por "bienes de uso", categoría que abarca desde una plaza hasta un camión o una computadora.

"Los bienes que tienen un valor determinado y sufren desgaste por su utilización o por su obsolescencia tecnológica necesariamente deben reflejar la depreciación enunciada -recrimina el TdC-, diferenciando de los mismos a los bienes que no poseen un valor determinado, como por ejemplo los monumentos o otros de características similares".

El organismo fiscalizador advirtió que al cierre del ejercicio 2005 el municipio no realizaba retenciones de impuesto a las Ganancias sobre los sueldos de personal.

También puso la lupa sobre los subsidios otorgados durante ese año, que superaron los 1.190.000 pesos. En una velada advertencia recuerda que esos beneficios "no pueden perseguir encubiertamente otros fines, públicos o privados, distintos de los que justifican el acto, su causa y objeto".

Señala además que "otra irregularidad en este rubro son las demoras en las rendiciones de cuentas, a pesar de las sugerencias oportunamente efectuadas para este tribunal".


Comentarios


Balance aprobado con «observaciones»