Balean a quemarropa a policía de Viedma

Tiene muerte cerebral. Lo atacaron en el barrio Lavalle




Gentileza

VIEDMA (AV).- Un policía agoniza, con diagnóstico de muerte cerebral, tras sufrir un tiro en la cabeza en el barrio Lavalle de esta capital, según relató en la Comisaría 34 un amigo de la víctima y al parecer único testigo del sangriento hecho. El joven atacado -en la esquina de calles 10 y 15- fue identificado como Andrés Lucanera, de unos 30 años, quien estaba con licencia impuesta desde hace dos años supuestamente por razones particulares, indicaron fuentes de la repartición. El hombre se encontraba en el interior de una camioneta marca Toyota como acompañante cuando -pasadas las 17.30- se le acercó un hombre y le descerrajó un disparo a quemarropa con una pistola calibre 22. Una hora más tarde, se dictaminó el gravísimo diagnóstico en el servicio de Emergencias de Hospital Zatti, donde ingresó en estado desesperante. La bala entró por el parietal derecho. El conductor de la camioneta -amigo de la víctima- apenas producido el disparo habría tratado de huir del barrio. Un taxista que lo auxilió relató que estaba muy nervioso y que le pidió ayuda porque no podía manejar. Explicó que lo tranquilizó y ayudó guiándolo, “poniendo las balizas del auto hasta el hospital”. Las fuentes consultadas por “Río Negro” indicaron ayer que el caso no estaría relacionado con su condición de policía, sino que en principio se presentaría como un hipotético “ajuste de cuentas”, especialmente por la modalidad del ataque. El juez de Instrucción Juan Bernardi intentará dilucidar el caso. No se descarta que durante esta jornada se produzcan una serie de allanamientos en viviendas aledañas al escenario del crimen. Se trata de la intersección de las calles 10 y 15 de esa popular barriada de la periferia capitalina, donde los incidentes violentos se reiteran con alarmante frecuencia. Hasta el cierre de esta edición no se habían producido detenciones. La policía trata de averiguar qué estaban haciendo allí Lucanera y su amigo, pues las primeras informaciones estaban ligadas a que recorrían ese sector en la camioneta con el propósito de adquirir un perro raza “galgo” para carreras. El amigo conducía la camioneta en ese momento. Los investigadores podrán reunir más elementos tras la autopsia que se practicará al cuerpo y una vez que se pueda confirmar el calibre del proyectil empleado por el agresor, quien huyó raudamente con destino desconocido apenas consumó el disparo. El barrio Lavalle marcó la agenda de inseguridad del último fin de semana. El sábado pasado cinco efectivos sufrieron heridas al enfrentarse con jóvenes que atacaron dos patrulleros. Anoche los investigadores trataban de determinar con el testigo -de carácter reservado- si ambos hechos podrían estar vinculados entre sí.

Anoche los agentes de la Comisaría 34ª y otras dependencias policiales buscaban pistas en el Lavalle.


Comentarios


Balean a quemarropa a policía de Viedma