Balza fue procesado, pero no irá preso

El juez dijo que malversó armamento del Ejército. No resolvió por Di Tella y Erman.

Buenos Aires.- El ex jefe del Ejército, Martín Balza, y otros nueve militares fueron procesados ayer como responsables de malversar caudales públicos y de falsedad ideológica de instrumento público en la causa en la que se investiga la venta ilegal de armas a Ecuador y a Croacia.

En su resolución, el juez federal Jorge Urso eximió a Balza de ir a la cárcel al no hacer lugar al pedido del fiscal Stornelli, quien pidió que se encarcele al general por "organizar" una asociación ilícita. El magistrado no resolvió la situación del exministro de Defensa Antonio Erman González y la del ex ministro de Relaciones Exteriores Guido Di Tella, acusados por el fiscal de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La medida de Urso recayó también sobre otros nueve militares y dispuso un embargo sobre los bienes de cada uno por la suma de un millón de pesos. El juez opinó que en la causa no existen pruebas fehacientes que permitan determinar que las personas imputadas hayan integrado una asociación ilícita.

En un fallo de más de 700 páginas, el juez procesó además de a Balza a el ex segundo jefe del Ejército, Raúl Gómez Sabaini, al ex interventor en Fabricaciones Militares, Luis Sarlenga, al general Antolín Mosquera y a los coroneles Egberto González de la Vega y Jorge Franke.

Completan la lista de procesados el coronel Eduardo Quatrocchi, los tenientes coroneles Justino Bertotto y Jorge Cornejo Torino y el mayor Diego Marcelo Gatto. Este último fue procesado como partícipe necesario en el delito de malversación de caudales públicos.

El juez Urso sobreseyó en la misma causa a los generales Juan Bossi y Antonio Vicario, y al coronel José Martínez, al considerar que no existen pruebas en su contra.

El magistrado resolverá en los próximos días las situaciones procesales de los ex ministros de Defensa, Antonio Erman González y de Relaciones Exteriores, Guido Di Tella, oportunamente indagados en el marco de esta causa.

En el fallo al que tuvo acceso Télam, el juez Urso encontró a Balza responsable del delito de falsedad ideológica a raíz del convenio que el Ejército firmó con la Dirección General de Fabricaciones Militares el 11 de octubre de 1994.

En ese convenio se estableció, según la versión oficial del Ejército, que la fuerza le entregaría a Fabricaciones Militares cañones Citer y obuses a cambio de cañones Cala (cañón argentino de largo alcance).

En la causa se estableció luego que el armamento entregado a Fabricaciones Militares fue "desviado" hacia las repúblicas de Ecuador y Croacia pese a que existían impedimentos legales para realizar ese tipo de operaciones con esos países.

Según Urso, Balza "participó en la inserción de manifestaciones ideológicamente falsas en el convenio" firmado con Fabricaciones Militares.

Para el magistrado "quedó probado que fusiles del Ejército tuvieron como destino final Ecuador", cuando este país se hallaba en guerra con Perú por el conflicto limítrofe denominado "Cordillera del Cóndor"".

"La firma del convenio -agregó Urso- sirvió como intento de justificación de la salida de material de artillería y munición del ejército". Respecto al delito de malversación de efectos del Estado que se le endilgó a Balza, el juez sostuvo que el material bélico tuvo un "destino diferente" al que para su custodia había sido confiada al entonces jefe del Ejército.

"Estas entregas de material -dijo el juez- de ningún modo pudieron ser desconocidas por el máximo responsable del Ejército argentino".

Así, el juez Urso precisó que de ocho obuses Otto Melara entregados a Fabricaciones Militares "sólo fueron devueltos dos" y que el objetivo por el que se dijo que habían sido enviados a la fábrica eran "impracticables".

(DyN y Télam)

Lo amenazaron: "No hable más"

El ex jefe del Ejército Martín Balza recibió ayer una virtual amenaza de muerte a través de una esquela anónima enviada a su casa.

En la nota se le advierte a Balza que "no hable más", que "estar adentro significa estar vivo" y que el juez, el fiscal y el apoyo político son "nuestros".

La nota dice textualmente: "General: lo suyo es causa perdida. Por más declaraciones que haga o expedientes que muestre, el fiscal es nuestro, el juez es nuestro y el apoyo político es nuestro. Quédese en el molde y lo vamos a ayudar en el 2 por 1 (en referencia a un eventual encarcelamiento de Balza). No hable más. Estar adentro (en aparente alusión a estar en prisión) significa estar vivo".

"Eso siempre es mucho mejor... (DyN)


Comentarios


Balza fue procesado, pero no irá preso