"Bancarios no tenemos nada que festejar"

Los jubilados y pensionados bancarios autoconvocados de Cipolletti, Cinco Saltos, Catriel y Fernández Oro, en el día que fue muy significativo en nuestras vidas como bancarios en actividad -el 6 de noviembre- no teníamos nada que festejar, así lo demuestran las presentes realidades:

- Obra Social Bancaria (OSBA) con servicios suspendidos desde el 4/9/08 por falta de pago de las prestaciones al Policlínico Modelo de Cipolletti.

Ya vivimos la triste experiencia anteriormente, cuando desde el 20/3/07 hasta el 3/6/08, es decir por más de 14 meses, no tuvimos servicios. Nos sentimos abandonados y desamparados. Ni la OSBA ni ninguna otra autoridad ofrecen una solución inmediata a esta gravísima situación social.

- La ley de movilidad recientemente aprobada -con un índice de ajuste engorroso y muy difícil de interpretar, aplicable recién a partir de marzo y setiembre del 2009- no contempló la posibilidad de una recomposición salarial previa a su puesta en vigencia. Siempre interpretamos que lo más sencillo hubiera sido el ajuste en la medida en que lo hacen los salarios de los trabajadores activos. Vincularla además con la evolución de las recaudaciones es un enorme riesgo.

- 82% móvll. Lamentablemente tampoco se ha logrado su aplicación y por tal motivo se han efectuado numerosas presentaciones judiciales en nuestra jurisdicción, todo en virtud de que no se han tenido en cuenta los criterios adoptados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación al resolver favorablemente el pedido de reajuste de su haber por movilidad, en el conocido caso "Adolfo Valentín Badaro".

- Ley 24.463 de Solidaridad Previsional, denominada "haber máximo del régimen previsional público", continúa vigente y fija un tope máximo a los haberes, de manera que los posibles aumentos sufrirán la confiscación de los legítimos ingresos. La misma a nuestro entender debe ser derogada por inconstitucional y confiscatoria.

- Seguiremos luchando en defensa de nuestros derechos, pues la única lucha que se pierde es la que se abandona.

Por el grupo de jubilados y pensionados bancarios autoconvocados de Cipolletti.

Domingo Raúl Abasto, DNI 5.917.752

Ulises Rodolfo González, DNI 7.560.824

Pedro Antonio Reyes, DNI 7.305.267

Siguen más firmas

Cipolletti


Comentarios


«Bancarios no tenemos nada que festejar»