Banfield taladró en casa y le ganó 1-0 a Racing

Darío no falló y Banfield sumó un triunfazo ante la Acadé, para cortar una racha de 9 años sin ganarle en el Florencio Sola. El equipo de Falcioni se mantiene en el pelotón de arriba.



#

El capitán infló el pecho y sacó la cara por el equipo. Cvitanich volvió a marcar un gol fundamental y Banfield sumó de a tres.(Foto: dyn )

Los equipos de Falcioni suelen tener este tipo de partidos. El marcador es ajustado, como lo fue ayer; pero el trámite muestra una realidad distinta. Y así pasó, como otras tantas veces, en el Florencio Sola. Banfield (6) le ganó 1-0 a Racing (4) y se llevó tres puntos dorados en el arranque del campeonato.

Si bien la Academia armó un mix por sus compromisos coperos, se esperaba más actitud. Y no la hubo, como así tampoco hubo fútbol. Racing fue un fantasma en la cancha, apenas insistiendo con algún embate aislado; y tanta pasividad terminó costándole caro cuando el Taladro se decidió a ser protagonista.

En una de las numerosas distracciones defensivas del equipo de Avellaneda, Banfield facturó por intermedio del gran capitán, Darío Cvitanich. El goleador aprovechó una conexión con Mouche, como en aquella delantera de Boca modelo 2011, y estampó el 1-0.

Desde allí, el Taladro sostuvo la ventaja y a decir verdad, pareció mérito suficiente para quedarse con el triunfo. Racing no mostró signos vitales, ni siquiera una mínima reacción ante el golpe de los locales.

Tanto Remedi como Civelli contaron con sendas chances de ampliar el marcador, pero ninguno fue efectivo y el marcador quedó ajustado hasta el pitazo final.

Recién en el complemento se notó un semblante distinto en los de Avellaneda. Insuficiente, es cierto, pero a la luz de lo que mostró en el primer tiempo parecía ser una señal de esperanza.

No cambió nada, claro. Porque si bien Noir tuvo sus chances y Licha López aportó el criterio de siempre, con el correr de los minutos ese mismo ímpetu se fue apagando y Racing volvió a entrar en trance ante un rival que tuvo como principal virtud la constancia en el juego durante los 90 minutos.

Una vez agotados los cambios en la visita, Falcioni movió el banco en busca de aire y la receta fue efectiva. Banfield recuperó frescura y encaró el tramo final del encuentro con solidez.

Nueve años habían pasado desde el último triunfo del Taladro ante Racing como local. Ya no más. Este equipo del Emperador está para romper maleficios, y una vez más fue efectivo.

La deuda quedó para Racing. No tanto por resultado, puesto que con un once alternativo podía pasar; sino por actitud. Y si bien la mirada está puesta en el cruce ante Corinthians, no hay que descuidar el torneo.

Podio Fútbol


Comentarios


Banfield taladró en casa y le ganó 1-0 a Racing