Barcelona decidió despedir al holandés Van Gaal

Los dirigentes ahora buscan la rescisión amistosa del contrato.

El técnico holandés Louis Van Gaal está firme en su decisión de recibir lo que le corresponde para abandonar Barcelona.
Lo que socios e hinchas del Barcelona español pedían a gritos desde hace varias fechas finalmente se concretó ayer, cuando la junta directiva del club, encabezada por su presidente Joan Gaspart, decidió destituir al entrenador holandés Louis Van Gaal a través de una "rescisión amistosa" de su contrato.

Van Gaal, muy cuestionado por el rendimiento del equipo catalán, que está duodécimo en la liga española, a veinte puntos del líder Real Sociedad, agravó su situación aún más después de la derrota del pasado ante Celta, por 2 a 0, con lo que quedó sólo tres puntos por encima de los equipos que están en la zona del descenso.

Pero la salida prematura del entrenador, que en el plano internacional logró que Barcelona ganara sus diez compromisos de la edición 2002/03 de la Liga de Campeones de Europa, tiene un costo económico de como mínimo cuatro millones de dólares.

Esta cifra fue estimada por el tesorero del Barcelona, Ramón Salabert, quien afirmó que "como profesional que es, Van Gaal reaccionó, tiene un contrato vigente con condiciones estipuladas y no ofrece facilidades".

Si bien algunas especulaciones mencionaban una indemnización de seis millones de dólares, la cantidad que pretendía Van Gaal en un principio, Salabert disminuyó esa cifra al señalar que "los resultados no correspondieron con los objetivos fijados", por los que el holandés había sido contratado.

"Implícitamente se le está señalando que se produjo un fracaso en su gestión como técnico del Barcelona", agregó Salabert, quien calificó de "calvario" la situación por la que atraviesa el presidente Gaspart.

Barcelona, con la presente campaña en el certamen español de primera división, cumplió la peor primera rueda de todo su historial en la Liga.

Asimismo, el director general de Barcelona, Javier Pérez Farguell, espera llegar "en poco tiempo" al acuerdo para terminar anticipadamente el vínculo de Van Gaal.

Luego de una reunión extraordinaria de más de dos horas de la directiva, con la participación de veintiún miembros, el club catalán decidió iniciar las negociaciones con el entrenador holandés, a quien le quedaban dos años más de contrato.

No obstante, algunos presumen que las consecuencias económicas que acarrearía la destitución del ex técnico de Ajax frenarían su marcha inmediata.

Por lo tanto, hasta que se arregle amistosamente la salida de Van Gaal, éste continuaría siendo el entrenador de Barcelona, a cuyo plantel profesional dirigiría hoy, tal como estaba previsto, o bien si comanda la actividad alguno de sus ayudantes.

Se desconoce por el momento si el cuestionado entrenador estará al frente del equipo el sábado en el partido con Atlético de Madrid, por la vigésima fecha de la liga española, o si asume Carles Rexach, quien es el principal candidato para asumir el cargo.

Bonano esquivó hablar del tema

El arquero argentino Roberto Bonano no quiso hablar demasiado acerca de la destitución de Van Gaal, ya consideró que por ahora el holandés sigue siendo su técnico.

"Las palabras del presidente eran que continúa el entrenador y que no hay incorporaciones, y esta es nuestra mentalidad", comentó Bonano, quien dejó muy claro que "hablar de supuestos no es lo ideal. No me gusta hablar sin fundamentos. Nuestra mente está en superar la derrota y mejorar lo antes posible".

El argentino confesó que "hace tiempo que todos estamos preocupados por la situación del equipo".

Bonano defendió que en el plantel "hay calidad de sobra" y consideró que los males del equipo están en el aspecto anímico.

"El fútbol es estado anímico y está pesando demasiado. No encuentro otra explicación", apuntó.

Mientras, desde Argentina el que defendió al técnico holandés fue Marcelo Bielsa, quien señaló que "a la gente le falta memoria. Cualquier entrenador tuvo momentos como los que está teniendo Van Gaal".


Comentarios


Barcelona decidió despedir al holandés Van Gaal