Bariloche apuesta a los bonos para sanear su pasivo



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El empleo de los bonos provinciales Bogar II es el recurso “estrella” al que piensa echar mano el municipio para consolidar su millonario pasivo en un plan previsible y de largo plazo.

Hoy el pasivo exigible que arrastra la comuna ronda los 10 millones de pesos y el secretario de Hacienda, Darío Barriga, aspira a incluir unos 5 millones en la operatoria Bogar.

Para avanzar en esos acuerdos estará mañana en Viedma, mientras al mismo tiempo mantiene intercambio constante con los acreedores que podrían aceptar los títulos. Los Bogar II tienen vencimiento a 11 años y rinden un 2% anual.

Entre los “candidatos” a aceptar la transacción podría estar la empresa Alusa SA. que reclama el pago de obras públicas y también los titulares de tierras expropiadas para construir la ruta de Circunvalación.

Barriga admitió que el objetivo de los 5 millones no es fácil de alcanzar “porque la provincia emitió bonos por 50 millones y los aplicará a la consolidación de la deuda propia y la de todos los municipios que quieran ingresar”.

Para estos últimos, los requisitos impuestos desde Viedma son dos: que el gobierno local tenga declarada la emergencia económica y que la operación sea aprobada por ordenanza, donde deberán describirse con todo detalle el monto y los datos del acreedor incluido en el plan.

El funcionario explicó que el recurso de los bonos es muy conveniente para el municipio porque la amortización es a largo plazo (de aquí a 2016), con desembolsos progresivos que en el primer año no pasarán de los 9.000 pesos mensuales y que en la última etapa podrían alcanzar un máximo de 68.000 pesos.

“A la larga se termina pagando un 50% más que el capital inicial -agregó-. Desde ya que sería mucho más caro esperar la ejecución y terminar pagando intereses judiciales”.

Si bien la negociación está avanzada y tendría que quedar cerrada antes de 30 días, aún falta un análisis técnico para definir qué acreedores prefiere el municipio para suscribir el convenio.

Según Barriga, se priorizaría a quienes hayan iniciado demanda judicial, aunque tal vez estos resistan la toma del bono si encuentran perspectiva de cobrar antes por decisión del juez.

El secretario de Hacienda explicó que hay proveedores que están por cobrar y que la oferta de los títulos “les resulta conveniente porque podrán usarlos para pagar tasas e impuestos, o bien negociarlos en el mercado, donde hoy tienen un valor del 90%”.

Esta alternativa, que puede resultar poco atractiva para cualquier acreedor urgido, les sirve sin embargo a quienes asumen que cobrarle al municipio sigue siendo pura incertidumbre. Esto en razón de que mantiene vigente la ordenanza de Emergencia que bloquea cualquier reclamo.

Nota asociada: Falta ordenar y señalizar el intrincado tránsito

Nota asociada: Falta ordenar y señalizar el intrincado tránsito


Comentarios


Bariloche apuesta a los bonos para sanear su pasivo