Bariloche: audiencia pública por el transporte

Piden seguimiento de las futuras concesiones.





Toncek Arko

BARILOCHE (AB).- Los concejales tendrán un arduo trabajo si esperan asimilar e incluir en los pliegos de licitación del transporte urbano los abundantes cuestionamientos escuchados ayer en audiencia pública. Una decena de oradores participaron del cónclave y varios se encargaron de subrayar que el número no fue mayor justamente porque muchos vecinos ya no se entusiasman con las audiencias públicas porque raramente las ideas allí vertidas consiguen cambios concretos en los proyectos bajo análisis. Una de las críticas apuntó sobre la ausencia de un organismo o un método claro de control previsto en los mismos pliegos para el seguimiento de las futuras concesiones. El exconcejal y actual presidente del partido SUR Hugo Cejas dijo que esa tarea no puede depender de la dirección de Tránsito y Transporte, como ocurrió hasta ahora con pésimo resultado. Dijo que el órgano de control debería estar “específicamente establecido” en el pliego. También indicó que el proyecto tiene “numerosas inconsistencias y faltantes”, por ejemplo en relación con los horarios de algunas líneas. Cuestionó que no figure con claridad un cálculo de costos estimativo, destinado a evaluar las tarifas que presenten los oferentes, dado que ese punto será clave para definir la licitación. También hubo varios expositores que reclamaron por los derechos de las personas con discapacidad y fue notorio el protagonismo de los estudiantes, quienes meses atrás ocuparon el Centro Cívico para protestar por el aumento de tarifas. Ayer llevaron sus ideas en la audiencia, entre ellas la posibilidad de que el Estado sea prestador directo del servicio. En nombre del Ejecutivo asistió el intendente Omar Goye, aunque la presentación inicial del proyecto quedó a cargo del director de Tránsito y Transporte, José Alonso. Su descripción fue poco exhaustiva y en lo esencial se limitó a proponer la incorporación del sistema de líneas troncales y “rondines” para los barrios más alejados, que no figura en el pliego. Admitió que para eso el municipio debería garantizar una infraestructura que hoy no existe, con paradores más amplios en los puntos de transferencia. También expuso el exsecretario de Gobierno por el partido SUR Adolfo Fourés, resaltó que “lo más importante es el control”. Pidió “una salvaguarda para los 500 trabajadores” que hoy se desempeñan en el transporte urbano y aunque reconoció que “el sistema es deficiente” pidió que el pliego contemple una preferencia para las prestadores actuales.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Bariloche: audiencia pública por el transporte