Bariloche estudia su presupuesto

El Ejecutivo prevé un gasto anual de casi $ 70.000.000.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- De acuerdo al proyecto de presupuesto 2006 remitido esta semana al Concejo Municipal, el Ejecutivo anticipa un cuadro anual de erogaciones que alcanza los 69.516.500 pesos. Para cubrir ese monto se integrarán ingresos corrientes y aportes no reintegrables por 62.116.000, a los que se sumará el ahorro disponible en las arcas del municipio, que al 1 de enero próximo alcanzará los 7,4 millones de pesos.

El presupuesto 2005 es de 52.314.000 pesos, pero el intendente Alberto Icare propuso hace pocos días una ampliación por otros 5,24 millones (ver aparte), de modo que el ejecutado anual alcanzaría a 57.558.000 pesos. Si se toma entonces esta última cifra, para 2006 el presupuesto municipal crecerá un 7,9%.

En materia de ingresos -según calcula el Ejecutivo- el principal sostén será la coparticipación, ya que rondará los 26,7 millones de pesos (un 33.2% más que en 2005). Mientras que por tasas, derechos y gravámenes propios el municipio calcula recaudar 23,50 millones, con un crecimiento del 25,7%.

La tasa de servicios y la de inspección, seguridad e higiene aumentarían en torno del 20%. También aumentaría fuertemente el aporte por habilitaciones comerciales, pero se mantendrían casi sin cambios los derechos de construcción, y la tasa de publicidad y propaganda.

En el proyecto 2006 desaparece la tasa del casino, que en 2005 aportaba muy modestos $30.000. Al parecer fue incluida dentro de la tasa comercial.

Uno de los datos salientes en el nuevo esquema de gastos es el crecimiento de la partida de personal, que insumirá una erogación anual de 35.102.000 pesos. En el presupuesto 2005 esa cifra fue de 24.080.000 pesos.

Al analizar la distribución por áreas, surge que el gasto en obras y servicios públicos ampliará su participación en el total presupuestado (30,95% en 2006, contra 24,29% para 2005).

También crece la partida para la secretaría de Gobierno, que tiene a su cargo Deportes, Cultura y Tránsito. El nuevo presupuesto le destina el 14,44% del gasto, contra el 11,27% del anterior. Hacienda, por su parte, aumenta su participación del 5,54% al 7,39%. Entre los que caen, el más significativo es Promoción Social, que si bien aumentará su disponibilidad de dinero de 8,9 millones a 10,5 millones de pesos, en la proporción sobre el total su asignación se reduce de 17,02% a 15,20%.

A la hora de repasar lo que falta, llama la atención que en el presupuesto 2006 el municipio no reserve partidas para comprar o expropiar tierras, cuando existe en la ciudad un déficit de no menos de 4.000 viviendas.

Pero el salto más sorprendente surge en el renglón "personal temporario". En ese subgrupo se pagaron haberes este año por 3.915.029, pero el año próximo está previsto destinar $12.431.200 (un 217,5% más).

Del proyecto enviado al Concejo no se puede deducir el detalle de ese gasto ni cómo se integrará el plantel de contratados que piensa conformar el municipio.

La planta política, en tanto, figura con 1.808.500 pesos, sin aumento alguno. Pero más abajo aparece na reserva de $3.005.000 como "crédito adicional para erogaciones en personal". Y una página más allá, en el desglose de ese crédito adicional, está contenida una "recomposición salarial a la planta política: $2.105.000", que de esa forma duplicaría su asignación formal.

En cuanto a las obras previstas, las más importantes son la reparación de la avenida Pioneros (680 mil pesos), bacheo y reparaciones de pavimento (600 mil pesos), cloaca para barrio Jardín Botánico (400 mil pesos) y pavimentación de calle Rosales (230 mil pesos).

Piden ampliar el del 2005

Tal como ocurrió en 2004, las cifras del presupuesto municipal aprobado a comienzos de año fueron superadas por la realidad y el Ejecutivo propuso una ampliación que permita encuadrar el excedente de ingresos.

En el presupuesto 2005 original se estimaron recursos por 52,3 millones de pesos, pero de la ejecución a octubre se desprende que la cifra real ascenderá a 57,5 millones (un 10,02% de incremento).

Según lo señalado en el proyecto de ajuste que el intendente Icare envió al Deliberante, "el desvío obedece básicamente a los mayores ingresos por coparticipación de impuestos y regalías (3.307.000 pesos), a los aportes no reintegrables (1.148.000 pesos) y a los saldos iniciales (700 mil pesos).

El ingreso de jurisdicción municipal, en cambio, se mantiene en torno a lo presupuestado. El plus de recursos con los que contará el municipio se destinaría a gastos de "personal" y a "consumo y servicios", cuyo detalle no está contenido en el proyecto.

La intención del Ejecutivo es que el proyecto tenga rápido tratamiento y el Deliberante lo apruebe antes de fin de año. (AB).


Comentarios


Bariloche estudia su presupuesto