Bariloche, exigente con las inversiones hoteleras

El Consejo de Planificación local rechazó dos pedidos de remodelación de hoteles de la ciudad. El argumento fue que no se ajustaban a los requerimientos urbanísticos y ambientales.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Unidad Coordinadora del Consejo de Planificación Municipal rechazó los ambiciosos proyectos de ampliación del hotel Parque y del hotel Huemul porque en ambos casos se exceden en los parámetros de construcción y no respetan los retiros permitidos.

Las evaluaciones tuvieron en cuenta la opinión técnica ofrecida por los colegios de Ingenieros y de Arquitectos, entre otras entidades.

La severidad de la UC, según señaló uno de sus miembros, no echa por tierra con los proyectos, sino que sus propietarios podrán reformularlos y corregir las obras ya iniciadas.

El mismo organismo otorgó dictamen favorable a la presentación realizada por la empresa El Casco SA para la refacción y ampliación del hotel ubicado en el kilómetro 11,5 de la ruta a Llao Llao.

El presidente del Concejo municipal, Marcelo Cascón, reconoció que las nuevas inversiones hoteleras son de especial interés para el municipio, pero el criterio de los ediles y de los técnicos que integran la UC en representación de cada bloque del Deliberante es el de ser "muy estrictos con los requerimientos urbanísticos y ambientales".

"La idea general es mejorar la calidad de los servicios al turista, pero sin despreciar el cuidado de la ciudad y el interés público", explicó.

Ese concepto no fue el que prevaleció en la historia reciente de la ciudad y para ello basta con observar la ruptura estética que impuso el Bariloche Center o las continuas invasiones del espacio público que se suceden sobre las banquinas de la avenida Bustillo.

Precisamente sobre esta arteria de tránsito constante es donde se ubican el hotel Parque (al 1.200) y el Huemul (al 1.600). En ambos casos los terrenos se extienden hasta la costa del lago Nahuel Huapi.

El primero de esos establecimientos, de larga tradición en la ciudad, fue adquirido recientemente por la familia Gressani. El profesional a cargo del proyecto (que prevé una construcción nueva de 5.668 m2) es el arquitecto José Pablo Repossini y está destinado a elevar al hotel a la categoría 5 estrellas.

Uno de los puntos conflictivos es el ingreso propuesto para las cocheras mediante una rampa paralela a la ruta que no respeta el retiro de frente autorizado en la normativa. Tampoco pasó el examen la fachada prevista, "que excede el porcentaje permitido de acuerdo a los metros de frente".

En cuanto a la pileta a cons

truir sobre la costa del lago, los técnicos municipales aceptaron el diseño pretendido porque, si bien invade el retiro, "mantiene un paso por la playa de un ancho considerable".

Otras objeciones remiten a la falta de un "serio relevamiento arbóreo" de la superficie y de la información necesaria para el análisis de Medio Ambiente.

En cuanto al hotel Huemul (donde las obras ya avanzaron en forma considerable y habrían sido paralizadas por el municipio), la mayor dificultad observada por los técnicos está dada por la invasión del retiro de fondo de la parcela, que "se metió dentro de la cota máxima creciente" del lago.

También el estacionamiento elevado sobre la rasante de la ruta fue objetado porque "no conforma el tratamiento en fachada" y la rampa de acceso incluye un muro de contención sobre la línea municipal "que pone en riesgo la circulación vehicular y la peatonal pública".


Comentarios


Bariloche, exigente con las inversiones hoteleras