Bariloche: fuerte impacto del Puyehue en microemprendimientos

La continuidad del 65% de los emprendimientos se vio fuertemente afectada por la crisis derivada de la erupción del volcan. Los datos surgen de un estudio que realizó la Escuela de Economía de la UNRN.




Un estudio de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) reveló que la erupción del volcán Puyehue del 4 de junio pasado provocó un fuerte impacto en alrededor de 3.000 pequeños y micro emprendimientos de Bariloche, amenazando su continuidad.

El informe destaca que el sector estudiado representa un 10 por ciento de la economía local, con emprendimientos que son el principal o único sustento de igual número de familias, y que tienen un promedio de 12 años de antigüedad.

“Estos números dan cuenta de la solidez del sector. No son iniciativas esporádicas, sino consolidadas en muchos años de desarrollo, llevadas adelante por personas adultas, con un claro compromiso con la continuidad de las mismas”, precisa.

Señala que apenas un 25% de los emprendedores sufrieron el impacto en su estado anímico, pero que el 64% de los encuestados manifestó que “la continuidad de su emprendimiento se vio fuertemente afectada por la crisis volcánica”.

Mayor aún fue el impacto en la comercialización, ya que el 88% indicó que las ventas fueron afectadas de manera muy fuerte o algo fuerte durante la contingencia, lo que “significa una reducción muy drástica”.

Se trata de actividades artesanales y de manualidades, y distintos servicios en su mayoría, además de comerciales, elaboración de alimentos, construcción, confección textil y producción primaria.

El estudio se basó en encuestas a 200 emprendedores, entre los que el 84% tiene entre 30 y 60 años; y están divididos entre un 49% de hombres y el 51% de mujeres.

La mayoría es llevada adelante por una persona (71%), en tanto que el 19% restante tiene a dos trabajadores a cargo. Para el 68% el recurso se trata de la principal fuente de ingreso familiar, para el 36% es la única, en tanto que el resto comparte el sustento con otros emprendimientos, salarios o jubilaciones.

El análisis del estudio destaca que sólo un 27% de los emprendedores se encuentra vinculado a organizaciones, cámaras, asociaciones o fundaciones, y casi el 83% no realiza actividades de manera asociada.

Al respecto observa que “la falta de organización interna opera como un obstáculo a la autogestión de políticas adecuadas” y que la falta de asociatividad es inherente al emprendimiento, “a fin de evitar que ciertas herramientas de desarrollo social se utilicen para cubrir trabajos en relación de dependencia”.

“La fragilidad de este sector se vincula con la escasez de estrategias de reconocimiento que operan, a su vez, en limitantes a la propia organización”.

La mayoría de los emprendedores recibió algún tipo de ayuda durante el evento volcánico, principalmente de familiares y el gobierno nacional.

Al respecto, entre las conclusiones del estudio figura la intención de la Escuela de Economía de aportar datos estadísticos a organismos estatales y no gubernamentales, para orientar acciones de fomento y ayuda a este sector.

Del mismo modo promueven una mejor vinculación de empresarios y emprendedores de la Economía Social, para lo que organizan regularmente foros y disertaciones en distintos ámbitos.

El estudio fue realizado en el marco del Programa de Emergencia Volcánica (PROEVO) y estuvo a cargo de Evelyn Colino y Paula Núñez, y contó con la participación de Mariana Dondo, Santiago Conti y Ana Capuano, además de alumnos y alumnas de la Escuela de Economía en el trabajo de campo.

Evelyn Colino, directora del estudio, indicó a Télam que el relevamiento se basó en monotributistas sociales, microemprendedores de la Organización Norte Sur, artesanos vinculados organizados, y pequeños comerciantes agrupados en la Asociación que surgió el año pasado a raíz de la erupción. (Télam)


Comentarios


Bariloche: fuerte impacto del Puyehue en microemprendimientos