Bariloche llegó a un acuerdo para prohibir las actividades mineras

Los argumentos del proyecto recogen la opinión del obispado de esa ciudad, que advirtió por los peligros ambientales.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El próximo jueves el Deliberante convertirá en ordenanza el proyecto que prohíbe el desarrollo de actividades mineras de primera y segunda categoría dentro del ejido municipal.

La iniciativa, presentada en diciembre pasado por el bloque Encuentro, cuenta con el consenso de todos los concejales y con dictamen favorable de la comisión de Servicios, Tránsito y Transporte.

Si bien dentro del ejido municipal no existen yacimientos de oro o minerales detectados que pudieran impulsar el desarrollo de métodos de explotación contaminantes la prohibición propuesta cobra importancia como declaración de principios.La norma contribuirá a definir el perfil de la ciudad, que pese a estar enclavada en medio de un Parque Nacional ya cuenta con el desarrollo de actividades nucleares.

También sentaría un precedente dentro del territorio provincial, donde la minería de oro con sustancias tóxicas despertó más rechazos que adhesiones.

El autor del proyecto, Diego Breide, sostuvo a este medio que "en nuestra localidad el problema no se circunscribe a la contaminación directa o indirecta que producen las sustancias utilizadas para la extracción, sino en el impacto ambiental y económico de la actividad minera en sí misma."

En tal sentido señala que "la minería colisiona de lleno con la sustentabilidad económica de la ciudad por el inevitable deterioro que produce en el entorno -base de la actividad turística- aún con todos los recaudos que se puedan tomar para minimizar el impacto".

En los fundamentos se recogen los argumentos centrales del documento eclesiástico "la minería del oro a cielo abierto con cianuro" y del taller "los jóvenes y la minería: Tomemos la Iniciativa".

El grupo de jóvenes que se reunió en Bariloche el 27 de noviembre de 2004 pidió a las autoridades que impidan el uso de cianuro y mercurio en cualquier actividad minera que se realice dentro del territorio provincial.

En los fundamentos Breide destacó que "una cultura meramente extractiva de los recursos que la naturaleza nos ha brindado, con métodos altamente contaminantes y nocivos para la salud, constituye una política irracional y directamente contraria al desarrollo económico y social de nuestros pueblos".

También recordó Breide los reclamos de las comunidades de Esquel e Ingeniero Jacobacci que "pusieron en evidencia la gravedad que importa la explotación de determinados minerales a cielo abierto".El extenso y crítico documento emitido por el obispado de Bariloche en relación al proyecto Calcatreu advirtió que "no se trata aquí de producir un bien necesario para el sistema social y productivo de la provincia y del país -como sí los son la lana y la carne- y que los peligros ambientales son muchos y variados".


Comentarios


Bariloche llegó a un acuerdo para prohibir las actividades mineras