Bariloche no controla la publicidad callejera



#

Las cartelerías en la zona céntrica siguen teniendo publicidad, pero la comuna no cobra canon.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La última empresa que tuvo habilitación municipal para comercializar la cartelería callejera tiene su contrato rescindido desde febrero, pero hasta hoy los avisos en la vía pública perduran y se renuevan sin que el municipio perciba un peso. Entre quienes utilizan esa herramienta promocional aparecen varias firmas locales y alguna multinacional, como Mc Donald’s, Claro y Coca Cola. Todo indica que alguien continúa cosechando jugosos dividendos por los céntricos carteles, pero el municipio no los elimina ni tampoco cobra canon. La última licenciataria de ese servicio por cuenta y orden del municipio fue Outdoors Media SRL (con su nombre comercial Mass Point), pero el intendente Omar Goye informó que el contrato “fue rescindido en febrero”. Consultado por las carteleras que todavía explotan publicidad, el intendente aseguró que la asesoría letrada municipal fue instruida para que intime a las empresas que publicitan. Este diario le preguntó porqué pasaron cinco meses sin mayores controles y porqué el municipio no retira de inmediato las carteleras en infracción. Goye se mostró dubitativo y dijo que “el área de fiscalización” tenía en estudio la posibilidad de sacar la publicidad. La cautela del intendente parece indicar que la rescisión del contrato con Outdoors no está firme, mientras esa firma firma u otra, con algún permiso municipal, todavía explota el negocio. Los espacios de promoción en el micro centro de Bariloche son muy cotizados, en especial en los períodos de alta temporada turística, como la que comienza en pocos días. Otro capítulo oscuro es el de la publicidad estática en el cerro Catedral. Al día de hoy muchas de la carteleras que pueblan las veredas de las calles principales (llegaron a ser un centenar) permanecen rotas. Pero al menos una docena siguen en uso, con publicidad nueva, que acumula réditos en algún bolsillo que no son los del municipio. Lo mismo ocurre con los carteles indicadores de las calles, que también están coronados con publicidad. Desde 2006 la comercialización de la publicidad callejera fue delegada a Sarmiento SA, que a cambio ofrecía promociones para Bariloche en otras localidades del país a razón de 482 mil pesos anuales.

Toncek Arko


Comentarios


Bariloche no controla la publicidad callejera