Bariloche: se encamina debate por el transporte

La opción de un contrato por un plazo de dos o tres años con los actuales prestadores y una posterior licitación parece hallar consenso entre los ediles, quienes apoyarían la iniciativa.

Toncek Arko

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los concejales están cerca de un acuerdo para destrabar el debate sobre el transporte urbano, que podría derivar en un nuevo contrato “corto” con las actuales prestadoras, seguido de un llamado a licitación. El presidente de la comisión deTránsito y Transporte, Francisco De Cesare (PS), dijo que esa variante todavía debe ser afinada en sus detalles pero tiene la chance cierta de conseguir la mayoría especial de ocho votos que hasta ahora resultó inalcanzable para todos los proyectos en danza. En principio, la idea pasaría por otorgar una prórroga a las empresas Tres de Mayo y Codao por un plazo de dos o tres años. En ese lapso, el municipio abriría el proceso de licitación, sin apuro ni presiones y con la posibilidad de que la adjudicación quede definida bastante antes de que venzan los contratos en vigencia. De cumplirse esta secuencia, el intendente Marcelo Cascón podría dejar encaminada la licitación antes de concluir su mandato (en diciembre de 2011) y honrar así con una de sus principales promesas de campaña. Ayer el Deliberante continuó con el trabajo en comisión que mantiene desde hace 20 días para analizar en forma exhaustiva el pliego de licitación enviado por el Ejecutivo y el proyecto de “reconducción” de los contratos en forma directa y por diez años, como impulsó el presidente del Concejo, Darío Barriga. Una vez más se sentaron a la mesa los representantes de Codao y Tres de Mayo, lo cual motivó un expreso reproche de la asesora letrada del cuerpo legislativo, Alexa Dal Bianco. A su juicio, la activa intervención de los empresarios constituye una irregularidad que podría ser cuestionada por sus competidores en la futura licitación. Tal como ya habían sugerido de modo informal algunos concejales, la asesora sostuvo que “debieran tomarse los recaudos pertinentes en cuanto al tratamiento de un pliego de bases y condiciones donde ejercen labor las empresas que luego se podrían presentar a la licitación”, ante el riesgo de que ocasione “pedidos fundados de nulidad o impugnaciones” de otros cotizantes. De Cesare le restó importancia al dictamen y aseguró que durante las reuniones de comisión con los empresarios “no hay votaciones” sino que sólo elaboran un borrador, sobre el cual más adelante y “sin influencias”, los ediles deberán dictaminar, “y siempre con la posibilidad de realizar nuevos cambios”. El concejal del ARI, Darío Rodríguez Duch, también confía en alcanzar los ocho votos necesarios para impulsar la licitación y propuso cambios en el pliego. Algunos están orientados a asegurar la continuidad de los más de 300 trabajadores que hoy se desempeñan en Codao y Tres de Mayo y que desde el inicio del debate fue una exigencia expresa de la UTA y de los delegados sindicales. Duch sugirió adosar a la tibia exigencia sobre ese punto que contenía el proyecto del Ejecutivo una cláusula expresa que obligue al futuro concesionario a preservar las fuentes laborales de todos los trabajadores “con antigüedad, categoría y funciones”, bajo pena de rescisión del contrato. Otros artículos impulsados por el ARI establecen privilegios a las cooperativas y a las empresas de origen local y también incluyen una cláusula “antimonopólica”, a fin de impedir que un solo operador resulte adjudicatario de los tres “bolsones” o grupos de líneas que saldrán a oferta.

De aprobarse la idea del contrato corto, antes de que finalice el mandato de Cascón la licitación estaría en marcha.


Comentarios


Bariloche: se encamina debate por el transporte