Bariloche tendrá su guardia ambiental

El Concejo aprobó la ordenanza que pide a la provincia la delegación de facultades y recursos



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Concejo Municipal propuso, vía ordenanza, la creación del "cuerpo de guardias ambientales municipales" que supla las falencias de la estructura provincial de gestión y protección del medio ambiente.

A tal fin se encomienda al Ejecutivo Municipal que gestione un convenio de "asistencia recíproca y administración de los recursos naturales" con el gobierno rionegrino para dotar al municipio del poder de policía y los fondos necesarios para el financiamiento de la actividad.

Su autor, el edil aliancista Marcelo Cascón, justificó la iniciativa en la "incapacidad" de la provincia de administrar y proteger "debidamente" los recursos naturales y aseguró que el municipio cuenta con el aval del gobierno rionegrino para "avanzar en ese sentido". A los fines del financiamiento se aspira a obtener -vía convenio- un porcentaje de la recaudación obtenida por la administración de los recursos naturales (permisos de pesca, de apeo y de explotación minera, entre otros) y por el cobro de multas que se ejecuten dentro de la gestión ambiental.

El acuerdo deberá contener la delegación expresa por parte de la Provincia de su potestad sobre las tareas de administración, autorización, y control del "uso de los recursos naturales forestales, de pesca, minería y fauna" que pasarían así a la órbita municipal.

Para la integración de la "guardia ambiental", que suplante a las actuales estructuras de control, se contempla la reubicación de personal prevista en la ordenanza de emergencia y la firma de convenios de cooperación con otras instituciones, fuerzas de seguridad y organizaciones gubernamentales o no gubernamentales.

En el esquema administrativo previsto por la norma -que el Concejo aprobó en forma unánime- el "proceso de verificación y ejecución de multas" recae sobre el Tribunal de Faltas municipal.

Lo que no detalla, al margen de la creación de la "guardia ambiental", es la forma en que se espera arribar a un eficiente sistema de control, con la debida aplicación y cobro de multas, cuando la capacidad propia de fiscalización del municipio está severamente jaqueada y el Tribunal de Faltas saturado.

Los daños al ambiente

Entre los principales daños al medio ambiente que no cuentan con una debida protección provincial la iniciativa enumera: el ataque a los bosques "producto de la gran cantidad de talas", la falta de control sobre la actividad minera que se desarrolla en la ciudad y el "auge constante" del furtivismo sobre el recurso ictícola.

Con cierto dramatismo en el texto se afirma que "los vecinos de Bariloche presencian día a día el proceso de destrucción sobre los recursos naturales".


Comentarios


Bariloche tendrá su guardia ambiental