La crisis del frigorífico de Bariloche enfrenta a dos gremios

El titular del sindicato de Empleados de Comercio acusó a su par de la Carne por trabar un acuerdo de venta de la planta con menos de la mitad del personal. Marcharán este martes.

#

Cortés, titular de AEC cargó duro contra Mardones, del Sindicato de la Carne. Foto: M. Martínez

PLANTA PARALIZADA

La indefinición en una salida a la crisis del frigorífico Arroyo que sigue paralizado y con la planta tomada, provoca el enfrentamiento entre dos sindicatos que difieren en la posible solución, una de las cuáles estaría en riesgo de caer.

La Asociación de Empleados de Comercio que conduce Walter Cortés presentó semanas atrás un eventual acuerdo con la empresa Carnes Rionegrinas que tiene su sede en Ingeniero Jacobacci y que se haría cargo de la firma con 30 de los 72 empleados. Al resto se ofrece indemnización en cuotas y en algunos casos el mismo sindicato se ofreció a “ubicar” a los trabajadores en otros comercios.

Ese acuerdo que tiene el aval del Gobierno provincial, no es aceptado por el Sindicato de la Carne que plantea garantizar la continuidad laboral para todos los trabajadores del frigorífico y no acepta un acuerdo parcial.

La negativa del Sindicato de la Carne, que mantiene hace 25 días tomada la planta de Arroyo, frena el acuerdo con Carnes Rionegrinas que según Cortés “está en riesgo de caer” si no hay una solución esta semana.

Manuel Mardones, delegado de la Carne dijo el viernes que hay otra empresa de Buenos Aires interesada en hacerse cargo del frigorífico garantizando la continuidad laboral a todo el personal y no solo a 30 como ofrece la firma provincial.

Cortés consideró que esta negativa de Mardones de firmar el acuerdo es un “capricho” que perjudica el avance hacia una solución y por eso convocó a marchar este martes 17 a las 11:30 hacia el centro Cívico.

“Los dirigentes sindicales tienen que entender que a veces negociamos en los márgenes de lo que se puede y no de lo que queremos” dijo Cortés y remarcó que los trabajadores no cobran sus salarios desde hace 3 meses y que están “desesperados” por lo que alentó el convenio con Carnes Rionegrinas de inmediato.

Cortés minimizó el anuncio del Sindicato de la Carne respecto a una nueva interesada en el frigorífico y consideró que es “una mentira para dilatar” la situación.

Cortés llamó a Mardones a “pensar en el bienestar de la gente y no entrar en conflictos interminables porque si la empresa quiebra no cobra nadie”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


La crisis del frigorífico de Bariloche enfrenta a dos gremios