Bariloche ya tiene la solución para tratar residuos patógenos

Regirá un servicio de transporte, quemas y esterilización



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Ejecutivo y Deliberante definieron los lineamientos generales que regirán el servicio de transporte y disposición final de residuos peligrosos durante una reunión realizada ayer con representantes de Salud Ambiental de la provincia.

El peligroso hallazgo de basura patogénica mezclada con la domiciliaria, que tuvo lugar el lunes pasado en el vertedero municipal, imprimió una celeridad inusual al tratamiento del tema.

La comisión de gestión de residuos sólidos encuadró el problema en torno al proyecto presentado por el Ejecutivo para comprar un autoclave que permita esterilizar el material descartable y reducir los volumenes de basura a incinerar. Pero profundizó el tratamiento y produjo una definición integral ordenada en torno a tres ejes.

En primer término definió "políticamente al municipio como prestador de transporte y disposición final" de residuos peligrosos, al margen del proyecto provincial que prevé concentrar en Roca el tratamiento de los residuos producidos en Río Negro. La decisión podría convertir a Bariloche en el centro de tratamiento de la zona Andina en un futuro no muy lejano.

En segunda instancia se resolvió realizar la disposición final mediante un sistema mixto de quema de residuos orgánicos y esterilización de descartables usados, adelantando el apoyo al proyecto de ordenanza para adquirir el autoclave.

La presidente de la comisión, Irma Haneck, manifestó su satisfacción por como se definió el problema y destacó que "la adopción del sistema mixto es una solución de avanzada que permitirá reducir considerablemente el volumen de residuos a incinerar".

La adquisición del equipamiento depende de la aprobación de la ordenanza que autorice al Ejecutivo a utilizar los 80.000 pesos del ATN otorgado por la Nación para la compra.

Por último de desidió construir las instalaciones de tratamiento integral en el predio donde ya esta instalado el horno pirolítico del municipio, en el barrio San Francisco IV.

En la actualidad los residuos son enviados a Roca debido a que los trabajos de reparación que paralizaron el funcionamiento del horno, situación que podría prolongarse hasta que se concluya el nuevo centro. El lugar también podría albergar el horno pirolítico del hospital zonal que ya adelantó su intención de desplazar el tratamiento de sus residuos del microcentro.

En una segunda etapa, cuya puesta en marcha se coordinó ayer, el Ejecutivo y Salud Ambiental provincial revisarán el listado de generadores para optimizar la recolección y definir los costos del servicio en función del volumen de material patogénico.


Comentarios


Bariloche ya tiene la solución para tratar residuos patógenos