Caso Garrido: los dos policías acusados fueron absueltos

La sentencia se dio a conocer a través de una videoconferencia. Para los jueces no se acreditó la tesis de la fiscalía de que el joven se suicidó. Por eso, se cayó la imputación.

04 dic 2018 - 15:51

Los jueces Sandro Gastón Martín, Gastón Pierroni y Gustavo Quelín resolvieron absolver a los policías Laura Leiva y Emilio Oyarzún, que habían sido acusados de haber actuado de manera negligente cuando Guillermo “Coco” Garrido entró a la comisarìa 12 de El Bolsón, porque omitieron quitarle el cinturón con el que supuestamente se ahorcó.

Pero el fallo unánime puso en crisis la hipotesis oficial que los fiscales Martín Lozada y Francisco Arrien, de El Bolsón, sostuvieron en el juicio. Para Lozada y Arrien, el joven se ahorcó con su cinturón la noche del 13 de enero de 2011, en base a los informes del médico policial, de la autopsia del médico forense Juan Manuel Piñero Bauer y de peritos del Ministerio Público de Salta.

Sin embargo, para el tribunal no se demostró esa tesis. “Entendemos que no se ha alcanzado el grado de certeza requerido para esta instancia procesal., No podemos sostener más allá de toda duda razonable que los hechos sucedieron tal como lo afirma la fiscalía en su alegato al sostener la acusación contra los imputados”, señalaron los jueces.

La lectura de la sentencia absolutoria se leyó esta tarde. Martín expuso los ejes centrales del fallo desde Roca mediante videoconferencia.

“La prueba no resulta unívoca, conteste y ni determinante, más bien todo lo contrario, es escasa y contradictoria. Esta realidad probatoria permite sostener más de una hipótesis como posible”, sostuvieron.

Para el tribunal es valorable la hipótesis que planteó la abogada Marina Schifrin por la querella. Schifrin advirtió que a Garrido lo mataron en la comisaría a partir de la declaración de la criminóloga Emma Creimer, que hizo una reautopsia y una autopsia psicológica de Garrido que descarta una tendencia al suicida.

“El tribunal carece de elementos de convicción suficientes para dar como acreditado el hecho tal como lo sostiene la acusación fiscal”, afirmaron los jueces. El fallo completo se conocerá el 11 de este mes.

El defensor Marcos Cicciarelo asistió a Oyarzún y Darío Barroero a Leiva. Ambos habían pedido en los alegatos la absolución.

“Esta querella no quiere un culpable a cualquier costa, no quiere ningún perejil condenado porque la familia de Coco Garrido no quiere venganza, quiere verdad y justicia”, dijo Schiffrin y agregó: “En este juicio oral y público, la criminóloga Emma Creimer pudo constatar que Coco no tenía surco de ahorcamiento, que tenía signos en sus manos de defensa, que tenía signos en su rostro de golpes; que Coco tuvo signos de preservación de sus zapatillas, conducta totalmente contraria a

la que tendría una persona suicida”.

Te puede interesar: Caso Garrido: fiscales pidieron condena y la querella volver a investigar

DeBariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.