El municipio solventará 100 mejoras habitacionales

El diagnóstico se hizo en viviendas del barrio Frutillar, Malvinas, Nahuel Hue, San Francisco y Virgen Misionera.

10 nov 2016 - 12:49

El Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social mejorará unas 100 viviendas de los barrios Malvinas, Nahuel Hue, Frutillar, San Francisco y Virgen Misionera.

El plazo es concretar el objetivo en 200 días hábiles y con esta prueba piloto, el municipio aspira poder gestionar los fondos para mejorar otras 1.000 viviendas y luego, ampliar ese número.

La vicepresidenta del Instituto de Tierras, Valeria Hernández, explicó que las mejoras están vinculadas a la sustentabilidad energética.

El proyecto cuenta con tres etapas. En primer lugar, se hizo un diagnóstico de las viviendas para determinar los escapes energéticos o calóricos y los niveles de monóxido de carbono. La segunda etapa que comenzará en los próximos días apunta a aportar las soluciones basadas en el diagnóstico. Y por último, se volverá a cada casa para hacer mediciones y determinar si los problemas se solucionaron.

“Una vez que el hogar se ponga en condiciones, mejorarán los problemas de salud de las familias, los chicos no tienen que faltar tanto a la escuela ni los papás al trabajo y la convivencia es más armoniosa”, expresó Hernández.

En febrero, el intendente Gustavo Gennuso viajó a Estados Unidos para participar de la conferencia anual del Programa de Sustentabilidad Climática de Viviendas. El viaje fue solventado por la asociación argentina Fovisee (Foro de Vivienda, Sustentabilidad y Energías) que le valió numerosas críticas.

En el casode este programa de mejoramiento de las viviendas, esta asociación aportó la capacitación inicial y los instrumentos para hacer las mediciones en las viviendas. El municipio deberá afrontar los costos de las mejoras que rondan los 600 mil pesos al municipio.

En el diagnóstico de las viviendas, participaron dos técnicos constructores del Instituto de Tierras, acompañados por seis empleados del área territorial y ocho beneficiarios del plan Argentina Trabaja. “Fueron casa por casa y también hubo boca en boca. Nos encontramos con muchas pérdidas de monóxido de carbono, falta de aislantes y problemas en los techos. Las casas están ambientadas para soportar la lluvia pero no el frío. Muchos se calefaccionan por el horno”, indicó Hernández.

DeBariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.