Nueva forma de recupero para hacer obra pública

Una ordenanza recién aprobada en general por el Concejo procura ampliar la base de vecinos dispuestos a pagar su parte por mejoras como asfalto, veredas y redes de servicios.

16 sep 2018 - 12:40

El municipio implementará un régimen más amplio y flexible de ejecución de obras públicas mediante el mecanismo de “contribución por mejoras” que, según el diseño previsto, debería tener un impacto inmediato en la extensión de redes de gas natural, la construcción de asfalto y de desagües pluviales.

La ordenanza fue aprobada por el Concejo en la última sesión ordinaria e incorpora la figura del beneficiario “no frentista”, quien quedará obligado también a pagar las obras en la parte proporcional que defina el Ejecutivo, siempre que el registro que se abra en cada caso alcance el mínimo de 51% de conformidades.

La nueva normativa fue aprobada por unanimidad en general. Los concejales del Frente para la Victoria votaron en contra del artículo que prevé la incorporación del beneficiario indirecto.

La concejal Viviana Gelain (Juntos) dijo que hasta ahora las obras de contribución por mejoras sólo podían ser cargadas a los frentistas, pero en adelante el prorrateo del gasto podrá alcanzar a otros vecinos que vivan en la periferia cercana y también se beneficien, aunque sea de modo más difuso.

Explicó que ese mecanismo está pensado por ejemplo para la pavimentación de la calle troncal de ingreso a un barrio, o para una red pluvial que sirva a varias manzanas.

Según Gelain “la idea con esta ordenanza es dar impulso a la obra pública” y viabilizar proyectos que no consiguen financiamiento de la provincia o la Nación. “Abre nuevas posibilidades”, aseguró.

También afirmó que se dispuso una “ampliación del objeto”. El nuevo texto permite ejecutar por cuenta del municipio y con recupero de los beneficiarios otros tipos de obra como las veredas, que no estaban contempladas. Gelain señaló que la vereda es una obligación del frentista, pero el nuevo régimen podrá emplearse cuando un barrio o cuadra pretenden construir veredas uniformes.

Entre otros cambios, el mínimo de “afirmaciones” para aprobar una obra se bajó de 75 a 51% y de ahora en más podrán firmar (y pagar) no sólo los propietarios de inmuebles sino también los poseedores con boleto y los que estén en trámite de “regularización dominial”.

Redes sociales

La nueva ordenanza establece además que la publicación de las obras y las aperturas de registros se puedan realizar por las redes sociales oficiales del municipio.

El proyecto original que había enviado el intendente Gennuso recibió varios cambios, para cosechar un apoyo más amplio en el Concejo.

Desapareció por ejemplo la posibilidad de aplicar el recupero a obras ya ejecutadas (como pretendía el Ejecutivo) y se eliminó expresamente la categoría “puente” entre las contempladas para este régimen.

Gelain aclaró que de ese modo se buscó despejar cualquier duda sobre la intención de incluir el puente sobre el arroyo Ñireco que se proyecta construir con dinero del plan Castello.

Según la concejal, la aplicación inmediata de la “contribución por mejoras” con el nuevo formato “se orientará básicamente a la realización de redes de gas, ya que falta muy poco para que se termine la ampliación del gasoducto. Ya hay varios grupos de vecinos que se interesaron para aplicarlo”.

Consenso
51%
de conformidad por parte de los vecinos en el registro de oposición será suficiente para realizar y cobrar las tareas.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.