Policía que mató a un vecino podría recibir 10 años y 8 meses de prisión

Ayer se realizó la audiencia donde quedó allanado el camino para el juicio oral y público que se llevará a cabo a partir del 20 de este mes.

13 mar 2018 - 00:00

Cristian Fabián Juanico nunca habló con Ricardo Javier Correa Castro. No lo conocía. Ni siquiera sabía que era vecino de la madre de su novia, en el barrio 270 Viviendas de Bariloche.

Tampoco había estado en la casa de la familia de su pareja. Pero la madrugada del 20 de febrero pasado resolvió intervenir en un conflicto entre vecinos. Horas después, Juanico fue detenido e imputado por el homicidio del vecino de su suegra.

Juanico será juzgado el 20 de este mes. La fiscal Betiana Cendón anticipó que pedirá la pena mínima de 10 años y 8 meses de prisión, que el Código Penal prevé para el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Ayer, se hizo la audiencia donde quedó allanado el camino para el juicio oral y público de Juanico, que hasta el 20 de febrero pasado se desempeñaba como policía en la comisaría 42 de Bariloche.

La fiscal, con el consentimiento de la familia de la víctima, que estuvo en la audiencia, presentó ante el juez Juan Martín Arroyo el acuerdo, que había forjado con la defensa, para avanzar en forma directa hacia el juicio.

Cendón explicó que es una facultad que prevé el Código Procesal Penal de la provincia. Sostuvo que el planteo se justifica en “la búsqueda de una solución a un conflicto grave”. El juez admitió el acuerdo.

La fiscal recordó que a Juanico, de 25 años, se le atribuye haber matado a Correa Castro de un disparo con su arma reglamentaria. Pero aclaró en la acusación que el imputado no mató a la víctima en su condición de policía.

Juanico admitió en la declaración que prestó el 21 de febrero último ante el juez, que había efectuado un tiro la madrugada del 20 hacia el terreno del vecino. Pero afirmó que lo hizo para defenderse de una agresión y que no tuvo intención de matar.

El imputado relató que el vecino amenazaba desde el patio lindero que iba a quemar la casa de su suegra e iba a matar a todos. Por eso, salió para tratar de calmar la situación.

Sostuvo que se retiró del lugar con su novia y que horas después le avisaron a su pareja que el vecino se había matado. Dijo que no relacionó en ese momento el tiro que efectuó con la muerte del hombre. Sin embargo, la investigación apuntó de inmediato a un homicidio y las sospechas cayeron sobre Juanico. La fiscal pidió el secuestro del arma y la peritación balística estableció que el proyectil salió de la pistola del imputado.

Ayer, Cendón indicó en la audiencia que se hizo una peritación con un escáner 3D para determinar la dirección del disparo y señaló que coincide con la versión que dio el acusado. Y valoró la colaboración del empleado policial. Pero no se puede mover del piso que establece el Código Penal para el delito atribuido a Juanico.

El imputado estuvo en silencio durante la audiencia, en una sala casi copada por familiares de la víctima.

Lo ocurrido la noche del 20 de febrero
El empleado policial Cristian Fabián Juanico está acusado por el homicidio de Ricardo Javier Correa Castro, que ocurrió la madrugada del 20 de febrero pasado en el barrio 270 Viviendas. El conflicto se originó por una agresión entre vecinos.
El policía acompañó a su pareja hasta la casa de la madre, que estaba siendo atacada con piedras por Correa Castro. Juanico salió al patio para tratar de calmar al vecino y efectuó un disparo con su arma reglamentaria. El proyectil fracturó el húmero, perforó el pulmón, el corazón y quedó alojado en una axila. La autopsia estableció que el hombre murió por la grave hemorragia de las heridas.
“Este es un acuerdo que hicimos junto a la defensa y la familia de la víctima para ir directamente, sin escalas, al juicio”
Sostuvo la fiscal, Betiana Cendón durante la audiencia.
Bariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección