Una final con olor a revancha

Estudiantes Unidos y Puerto Moreno lograron clasificar al partido decisivo, que consagrará al campeón del torneo de la Liga de Fútbol de Bariloche. En 2002 se enfrentaron y el naranja ganó por penales. El domingo, se escribirá otra historia.

16 may 2018 - 11:49

El domingo habrá nuevo campeón en Bariloche. Después de tres campeonatos consecutivos que ganaron Dina Huapi, en dos ocasiones, y Lácar de San Martín de los Andes, un equipo de esta ciudad volverá a levantar la copa. Estudiantes Unidos y Puerto Moreno jugarán la final del campeonato de Primera División de la Liga de Fútbol de Bariloche.

Son dos equipos que se conocen muy bien, que con mucho sacrificio llegaron al partido más importante del campeonato. Volverán a editar la final de 2002. En esa ocasión, Puerto Moreno gritó campeón por penales.

Sólo dos jugadores de esos planteles jugarán el domingo. El arquero Martín Marino, de Puerto Moreno, y el mediocampista de Estudiantes Unidos, Guillermo Fuentes. “El fútbol siempre te da revancha y lo voy a tomar de esa manera”, aseguró el domingo Fuentes, mientras festejaba el pase a la final tras anotar el penal que le dio la clasificación al equipo pincharrata.

Estudiantes Unidos y Puerto Moreno sufrieron para llegar al partido del domingo. Estudiantes perdía 1 a 0 hasta los 38 minutos del segundo tiempo con Lácar de San Martín de los Andes, que estaba clasificando a la final, porque habían empatado en Bariloche.

Pero el plantel de Estudiantes no bajó los brazos y a los 39 minutos Carlos Pilcomán se puso el equipo al hombro y marcó el empate. En los penales, los jugadores de Estudiantes tuvieron más serenidad y ganaron 4 a 2 la serie. La clasificación se festejó con todo en la cancha del Ejército, donde Lácar jugó de local.

También, la otra llave estuvo cargada de tensión. Puerto Moreno sufrió durante casi todo el partido, porque Cruz del Sur salió con todo a remontar la diferencia de dos goles, que el equipo naranja le había sacado en el primer partido, cuando ganó 3 a 1.

A los 30 minutos, el inoxidable goleador Leopoldo Cisneros anotó para Cruz del Sur. En el segundo tiempo, Cisneros mandó otra vez la pelota al fondo de la red. Pero el árbitro anuló el gol por fuera de juego. La hinchada naranja recuperó el aliento.

El nerviosismo aumentó entre los hinchas naranjas y también entre algunos jugadores de Puerto Moreno a medida que el segundo tiempo avanzaba. Las piernas comenzaron a pesar demasiado en lo minutos finales. Por eso, cuando el árbitro marcó el final del encuentro el desahogo naranja fue total. Hubo llanto, abrazos y festejos en la cancha del kilómetro 10 de la avenida Bustillo.

Estudiantes venció por penales a Lácar de San Martín de los Andes.
Puerto Moreno perdió con Cruz del Sur, pero avanzó por mejor diferencia de goles.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.