Barletta saca a radical anti-K de la Auditoría



#

Leandro Despouy “cumplió un ciclo”, estimó el titular de la UCR.

Propone a alguien más “conciliador”

Arnaldo Paganetti arnaldopaganetti@rionegro.com.ar

“No haremos oposición ciega ni seremos complacientes. Y nos vamos a asegurar que el que asuma en la Auditoría General de la Nación (ANG) no transará con el kirchnerismo”. Así se expresaron anoche fuentes del comité nacional de la UCR, tras acordarse que el próximo 21 de marzo, Leandro Despouy, el radical a cargo de ese organismo, hará un balance de 10 años de gestión y dará por culminada su tarea. Sin embargo, la polémica se instaló en el partido centenario, dado que el actual presidente, el santafesino Mario Barletta, propuso al ex titular del Consejo de la Magistratura, Mariano Candioti, como reemplazante de Despouy y algunos de sus correligionarios lo cuestionaron por su “aparente proximidad con el gobierno”. “Candioti es mi candidato, si tienen otro preséntenlo porque este tema hay que resolverlo ya”, expuso Barletta en forma perentoria en una reunión que mantuvo el miércoles, entre otros, con el ex postulante presidencial Ricardo Alfonsín, el secretario general del partido, Juan Manuel Casella y los jefes de bloques parlamentarios, el diputado Ricardo Gil Lavedra y el senador Luis Naidenoff. Sucede que el puesto de control en la AGN corresponde a la fuerza opositora númericamente más importante del Congreso y hasta aquí Despouy ejerció esas funciones ejerciendo una vigilancia estricta al kirchnerismo: presentó más de dos centenares de informes críticos y su salida fue lamentada ayer tanto por el PRO de Mauricio Macri como por el socialismo de Hermes Binner. Por estas horas, según manifestó a “Río Negro”, Barletta está a la espera de una respuesta de Cristina Fernández, a un pedido formal de audiencia, para hablar de temas “en los que no estamos de acuerdo”. Cuando la primera magistrada convocó por la cuestión de soberanía sobre Malvinas, al arco opositor, él acudió en representación de la UCR, para dar continuidad a una línea histórica de resolución del conflicto a través de la diplomacia, de acuerdo con lo que explicitó a este diario. Autodefinido como un “buscador de consensos” , Candioti, deberá sortear en los próximos días las objeciones de quienes en el radicalismo sospechan de sus buenos contactos con el operador judicial K Javier Fernández, y el ex senador pingüino Nicolás Fernández. “Despouy cumplió una muy buena labor pero después de 10 años su ciclo está concluido. Su sustituto no tiene por qué ir al choque frontal con el gobierno, ni tampoco callarse la boca frente al esquema hegemónico del actual poder concentrado y los malos modales de (Guillermo) Moreno”, enfatizaron las fuentes consultadas por este diario.


Comentarios


Barletta saca a radical anti-K de la Auditoría