Barroso se perfila como sucesor de Prodi en la UE

Tiene el aval de la mayoría de los 15 gobiernos. Hubo oposición del bloque socialdemócrata.

MADRID/LISBOA (DPA) En la búsqueda de un nuevo presidente de la Comisión Europea (Ejecutivo), el primer ministro portugués, José Manuel Durao Barroso, se perfila como favorito para suceder al italiano Romano Prodi en el cargo.

El presidente del partido conservador-liberal PSD, de 48 años, recibió la aprobación de la mayoría de los miembros de la Unión Europea (UE), informaron ayer medios de prensa españoles y portugueses.

El presidente de turno de la UE, el primer ministro irlandés, Bertie Ahern, indicó ayer que aún no ha concluido las consultas con sus colegas europeos sobre el futuro presidente de la Comisión Europea.

Ahern hablará con aproximadamente la mitad de los jefes de Estado y de gobierno de los Veinticinco, según dijo en Newmarket-on-Fergus, la localidad irlandesa donde ayer se celebró la cumbre entre Estados Unidos y la UE. También hablará con Durao Barroso, añadió.

Ahern dijo que espera poder dar una recomendación en la cumbre europea extraordinaria prevista para el martes.

En la cumbre celebrada en Bruselas hace alrededor de una semana, los jefes de Estado y de gobierno de la UE no llegaron a un acuerdo sobre el candidato de Prodi, cuyo mandato finaliza en octubre.

El canciller alemán, Gerhard Schroeder, y el presidente de Francia, Jacques Chirac, hablaron el viernes por teléfono con Durao Barroso, informó la emisora privada portuguesa Radio Renaixença.

El ministro de Relaciones Exteriores de España, Miguel Angel Moratinos, explicó que Madrid estaría "más que entusiasmado" con una nominación del primer ministro portugués. Previamente había trascendido que el nuevo gobierno socialista en España tomó a mal la posición proestadounidense del primer ministro portugués en la cuestión de Irak.

Durao Barroso fue anfitrión de la cumbre de Azores, donde el presidente estadounidense, George W. Bush, el primer ministro británico, Tony Blair, y el entonces presidente del gobierno español José María Aznar realizaron las últimas discusiones para la ofensiva militar en Irak.

Los socialdemócratas europeos mostraron ayer sus dudas acerca de la idoneidad de Durao Barroso para presidir la Comisión Europea en Bruselas. En una carta abierta a los jefes de Estado y de gobierno de los 25 Estados miembro de la UE, el Partido Socialista Europeo (PSE) y su grupo en el Parlamento Europeo exigieron la búsqueda de alternativas a Durao Barroso. Como segundo grupo parlamentario más importante, los socialistas amenazaron con pronunciarse e contra del portugués.

El sucesor de Prodi debería, entre otras cosas, aportar "experiencia demostrable en el fomento del proyecto europeo", según los socialdemócratas europeos. Además, debería creer que es posible combinar el fortalecimiento de la competencia europea con la responsabilidad social y la seguridad, explicaron en su carta el portavoz del PSE, Poul Nyrup Rasmussen, y el jefe del grupo parlamentario, Enrique Barón Crespo.

Sin embargo, tanto el partido como el grupo parlamentario dudan de que el conservador Durao Barroso cumpla con estas exigencias. "Por ello, les exigimos urgentemente a ustedes, miembros del Consejo Europeo, considerar alternativas que cumplan sin posibilidad de duda con todos los criterios nombrados", dice la carta dirigida a los jefes de Estado y de gobierno.

Critican la poca transparencia del proceso

LONDRES (DPA) - El comisario de Política Exterior de la UE, Chris Patten, criticó ayer la escasa transparencia en la búsqueda de un nuevo presidente de la Comisión Europea (Ejecutivo).

En una entrevista con la emisora BBC emitida ayer, Patten dijo: "En el futuro, necesitamos un proceso que sea más transparente y en el que exista un diálogo directo entre el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo".

 

"Un hombre capaz"

 

El actual favorito como sucesor del italiano Romano Prodi, el primer ministro portugués José Manuel Durao Barroso, fue calificado por Patten como un "hombre extremadamente capaz".

La candidatura de Prodi para la presidencia de la Comisión Europea fracasó la semana pasada ante todo por la oposición de Francia.

El político conservador admitió que su carrera política está llegando "al final", pero que no está triste por ello. Sus tareas como canciller de la Universidad de Oxford lo tendrán suficientemente ocupado. "Pasé parte de la semana pasada en Oxford y no sentí decepción porque en los próximos cinco años ya no tenga que luchar con la política agraria común y temas encantadores semejantes".


Comentarios


Barroso se perfila como sucesor de Prodi en la UE