Basura controlada





Treinta seis jóvenes recorren la playa con sus pecheras verdes que los identifican. Una enorme cantidad de tachos de basura se disponen en cada bajada para que los turistas los busquen y dejen allí sus residuos, aunque no siempre los visitantes lo hagan. Diariamente los empleados destinados a la recolección de basura en la playa trabajan para que la arena y la costa se mantengan desprovistas de residuos.

El problema de los perros

Los perros son siempre un problema en la villa. Los turistas, a veces con perros caros y llamativos, creen tener más derechos a pasear su can que el resto de los bañistas a permanecer tranquilos disfrutando del lugar sin que un Rottweiler le babee la cara mientras toma sol, o un manto negro le orine el iglú o la sombrilla.

Para colmo no hay personal municipal específico encargado de la tarea.

Nota asociada: Verano 2005: Las Grutas superó con creces su capacidad hotelera  

Nota asociada: Verano 2005: Las Grutas superó con creces su capacidad hotelera  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Basura controlada