Batiendo el tiempo



Datos

La brisa lleva y trae los ecos de una murga lejana. El ritmo lo marca un tambor.
El tambor marca el ritmo de la alegría y la protesta. Antes, también marcaba el ritmo de la guerra la adoración y el peligro. Sigue siendo el tambor y el batido de su parche el que mueve el aire, que mueve otro aire y otros más hasta llegar a nosotros, vibrar nuestro tímpano y decirnos algo. Sigue siendo el tambor que viaja en el aire, y si se monta en una brisa viaja más lejos. Miles de años de pólvora, vapor, electricidad y plástico y sigue siendo el tambor.

Temas

Río Negro

Comentarios


Batiendo el tiempo