Becerra se va conforme



Nicolás Becerra confirmó ayer que la semana próxima presentará su renuncia como procurador general de la Nación para ocupar un lugar en el futuro tribunal permanente del Mercosur, y se manifestó “satisfecho” por “todos los dictámenes” que emitió en los casi siete años que ocupó esa función.

“En los próximos día presento la renuncia y espero hacerlo personalmente ante el presidente de la República”, Néstor Kirchner, ratificó el hasta ayer jefe de la totalidad de los fiscales federales.

Este mediodía, el jefe del Estado rehusó, entre risas, anticipar el nombre del candidato que propondrá para reemplazar a Becerra, que será sometido al proceso de selección pública, tal como ocurre con los postulantes a ocupar un cargo en la Corte Suprema. “Yo sí lo conozco”, ironizó en un gesto cómplice desde Santa Cruz cuando los periodistas lo consultaron sobre la identidad de su postulante. Los hombres de prensa no pudieron sacarle al Presidente una sola palabra más sobre este tema.

Pese al hermetismo del titular del Ejecutivo nacional, uno de los nombres del candidato que se menciona para reemplazar a Becerra es el del ex ministro del Interior Esteban Righi.

Por su parte, en declaraciones a radio 10, el hasta ayer procurador general destacó la importancia del tribunal al que se sumará como juez, al que calificó como una “especie de Palacio de Justicia del Mercosur en Paraguay”, ya que funcionará en la capital de la nación vecina.

Al requerírsele que evocara algunos de los fallos que consideraba más importantes de los emitidos durante sus años al frente del Ministerio Público, Becerra dijo estar conforme con todos ellos. “En general, me siento satisfecho de todos mis dictámenes ante la Corte, me haya o no me haya ratificado la Corte mi pensamiento, o me haya o no me haya equivocado en mi opinión”, subrayó.

Becerra ejerció el cargo de jefe de los fiscales desde el segundo mandato del ex presidente Carlos Menem, en cuyo gobierno también ocupó un cargo como secretario de la Jefatura de Gabinete de Ministros. El funcionario recordó la frase que pronunció tras asumir, el 23 de abril de 1997, como procurador general de la Nación: “Vamos a terminar con la promiscuidad judicial, esa promiscuidad entre jueces y fiscales”, evocó.


Comentarios


Becerra se va conforme