Bélgica pone a prueba su protagonismo contra Estados Unidos

La selección belga tiene la firme convicción de pasar a cuartos y emular la hazaña de los “diablos rojos” en México 86. USA ya avisó que su “sueño americano” es llegar a la final en el Maracaná.



#

Foto AP.

Copa del Mundo

Bélgica intentará mañana cumplir con las expectativas que viene alimentando en el Mundial de Brasil al enfrentarse en Salvador con Estados Unidos por un lugar en los cuartos de final.

La selección belga tiene la firme convicción de pasar a cuartos y emular la hazaña de los “diablos rojos” en el Mundial de México 86.

Pero enfrente tendrá a una selección animada por la ambibión de su técnico, el alemán Jürgen Klinsmann, que ya avisó que su “sueño americano” es llegar a la final en el Maracaná.

“Hemos estado preparándonos para esto durante años y, si algún día queremos estar entre las diez o 12 mejores selecciones del mundo, llegó la hora de demostrarlo”, proclamó días atrás el entrenador germano en la concentración de Sao Paulo.

Para el encuentro en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía, Marc Wilmots aún está buscando su once titular, aunque aclaró que todos sus jugadores tienen la calidad necesaria para jugar y recalcó la importancia de los suplentes.

“Tengo 23 jugadores. Sería estúpido de mi parte no utilizarlos si son los más adecuados para uno u otro rival. Mi once inicial nunca es el mismo, ya que el adversario no es el mismo”, afirmó Wilmots.

El belga no podrá contar con el defensor Anthony Vanden, que se fracturó el tobillo en la victoria del jueves por 1-0 sobre Corea del Sur. También el capitán Vincent Kompany está en duda por una lesión en la ingle mientras que el defensor Thomas Vermaelen tiene un problema en el muslo. Además no podrá estar el sancionado Steven Defour.

Por el momento Wilmots prefiere mantener a Divock Origi en el banco. El delantero de 19 años fue el artífice del triunfo 1-0 ante Rusia en Río de Janeiro.

“A veces queremos tener un factor sorpresa”, dijo Wilmots del jugador del Lille francés. Esto podría significar el regreso de Romelu Lukaku, a quien había reemplazado Origi en el último partido.

Tras avanzar a los octavos de final con el máximo de puntos por primera vez en su historia mundialista, los belgas tienen la esperanza de seguir los pasos de la generación de “diablos rojos” que en México 1986 llegó a las semifinales y cayó ante la Argentina de Diego Maradona, luego campeona.

Por su parte, Klinsmann practicó penales los últimos días. “Es sólo una parte de la preparación normal”, dijo el ex internacional alemán, que participó en las dos victorias con penales más recientes de Alemania, como jugador y entrenador.

En 1990 Alemania ganó el Mundial en Italia tras vencer a Inglaterra por 4-3 por penales en la semifinal con Klinsmann como jugador. Luego, en el Mundial 2006, fue entrenador del equipo que derrotó a Argentina 4-2 en la tanda de penales por los cuartos de final.

“Hay que mostrarle a los jugadores cómo acercarse al punto de penal y lanzarlo”, dijo Klinsmann. “Es un momento mental. Si no estás preparado, caminar del medio de la cancha al punto del lanzamiento del penal frente a 60.000 personas y hacer el trabajo, yo creo que está mal”, subrayó el entrenador, que espera contar nuevamente con el delantero Jozy Altidore tras una lesión.

“Creo que si todo el mundo llega a su límite personal en el contexto de un equipo, vamos a llegar lejos en este torneo”, recalcó el técnico, cuyo equipo llegó a esta instancia tras derrotar a Ghana 2-1, empatar con Portugal 2-2 y caer ante Alemania 1-0.

El partido será el sexto duelo entre Bélgica y Estados Unidos, con cuatro victorias para el conjunto europeo, una para los americanos y un empate. El ganador de mañana jugará por su pase a las semifinales ante Argentina o Suiza, que se miden también mañana en Sao Paulo.


Comentarios


Bélgica pone a prueba su protagonismo contra Estados Unidos