Beltrán arrasó con sus rivales y se quedó con todo

Cerró un trabajo perfecto en Plaza Huincul, ganó la clasificación general y se aseguró el título en la clase A-6.



Rally

Luis Beltrán sumó un nuevo título, esta vez en el Rally Neuquino, después de un impecable doblete en las pruebas que cerraron el certamen en Plaza Huincul, por el premio homenaje a Alberto Tucho Pérez.

Beltrán fue una aplanadora. Primero se impuso en la octava fecha, que lo dejó un poco más cerca del título. Ayer ratificó su notable nivel con otra victoria.

La exclusión de Hugo Toledo anticipó la conquista de Beltrán, quien igual siguió acelerando para llevarse la novena, tanto en la general como en la Clase A-6, donde se consagró campeón.

El primer rulo de la jornada fue un filtro cuando se pudo disputar, después de otra demora de un par de horas como sucedió en el octavo capítulo. Los tramos EPAS-Ruta 17, de 21,50 kilómetros, y Barrio González-Camino de Invierno, de 22,50, fueron demasiados exigentes. Más aún para autos que el viernes ya habían participado de una prueba durísima.

Ni bien terminó el primer rulo ya había nuevos campeones. Excluido Toledo, se coronó Beltrán en la A-6. Metió un ritmo infernal y empleó 50m 38s 8/10.

Algo parecido pasó con Diego Semper en la A-7 y con Néstor Skruta en el Grupo N-2, mientras que Mauro Rojas dominó en la A-1, luego del abandono del ya campeón Gustavo Rojas. El suspenso por los campeones se mantenían en el N-1 y en la A-5.

Orlando Wircaleo se quedó con la victoria en la A-5, escoltado por Rubén Sambueza y Daniel Bilurón, mientras que Hugo Figueroa fue quinto y le alcanzó para ser campeón.

En el N-1 la última victoria fue para Matías Palacios, seguido por Héctor Caló e Iván Murray. El cuarto lugar fue suficiente para que Oscar Lillo termine en lo más alto del certamen.

En la A-1, Mauro Rojas, quien superó a Matías Cufré y Ernesto Merussi.

Gran

registro

Datos

50m38s10
fue el tiempo que empleó Luis Beltrán, quien logró un nuevo título en el automovilismo regional.

Comentarios


Beltrán arrasó con sus rivales y se quedó con todo