Berenguer confirmó que lo balearon en local político




NEUQUEN (AN)- El director de Industria y Comercio, Marcelo Berenguer, confirmó que fue herido de un balazo en un local donde se desarrollan actividades políticas y atribuyó el hecho a un asalto. "Descarto cualquier otra motivación política, sea por mi actividad como funcionario o como militante del MPN", dijo.

Berenguer relató a "Río Negro" los detalles del asalto que sufrió el lunes a la tarde en Villegas 692, donde funciona una oficina que paga de su propio bolsillo para desarrollar actividad política. El vicegobernador Federico Brollo había negado que el hecho hubiera ocurrido en un local del MPN. "Fue en una casa particular", dijo el miércoles Brollo, quien además cuestionó la cobertura que hizo este diario del episodio.

"Es un local político que está vacío, sólo hay mesas y sillas", señaló Berenguer, "y pasamos a ver si había boletas o algo". Lo acompañaba un empleado suyo llamado Atilio Omar Gorosito, al que todos conocen como "Charly". De paso, el funcionario aclaró que no es su guardaespaldas como había trascendido.

Cuando estaban en la casa llegó el "curaca" Edson Núñez de la Cruz, amigo de "Charly". Ambos fueron a la cocina a preparar mate. En eso entraron a la vivienda dos sujetos que prácticamente derribaron la puerta. "Gritaron 'policía, policía, todos al suelo', y yo les creí", relató Berenguer. Por eso se acercó confiado y trató de apartarle el arma a quien le apuntaba. En ese momento el individuo le disparó.

"La bala me entró casi por el hombro izquierdo y salió por el codo. El tipo me tiró al suelo, yo trataba de explicarle quién soy, y me contestó 'dame toda la plata'. Ahí me di cuenta de que no eran policías", agregó el funcionario.

Berenguer les explicó que no tenía dinero. Mientras, tirado en el piso y con un arma en la nuca, veía su propia sangre extenderse por la alfombra. "El brazo no me dolía y yo no sabía dónde me habían pegado el tiro, pensé que era en el pecho. Se me pasaron un montón de cosas por la cabeza", recordó.

Tan rápida y violentamente como habían ingresado, los dos sujetos se escaparon con dos maletines, un celular y las llaves de su camioneta. "Los otros muchachos tenían un celular y llamaron a la Policía. Recién cuando escuché la sirena de la ambulancia me empecé a tranquilizar", añadió el funcionario.

No sabe por qué lo eligieron como objetivo de un asalto. "Quizá tenían un dato equivocado. Es evidente que no conocían el lugar, porque esa es una casa política, le abrimos a cualquiera que golpea. No era necesario tirar la puerta abajo", señaló.


Comentarios


Berenguer confirmó que lo balearon en local político