Bergoglio lavó los pies de doce adictos en recuperación

El arzobispo de Buenos Aires encabezó la ceremonia que rememora el gesto de Jesús hacia sus discípulos durante la última cena, a través del cuál se representa la humildad y el servicio.





Semana Santa

El cardenal Jorge Bergoglio lavó los pies de 12 chicos adictos al paco en recuperación, durante la celebración de Jueves Santo en la villa 1-11-14 de la Ciudad de Buenos Aires.

La ceremonia del lavado de pies rememora del gesto de Jesús hacia sus discípulos durante la última cena, a través del cuál se representa la humildad y el servicio.

Este año, el arzobispo de Buenos Aires decidió realizar este gesto con un grupo de adolescentes adictos al paco que asisten al Hogar de Cristo “Don Bosco”, un centro comunitario de la parroquia “Santa María Madre del Pueblo”, que es administrado por el equipo de sacerdotes para las villas de emergencia.

Durante una misa que reunió a más de cien vecinos, Bergoglio se arrodilló frente a chicos que asisten a ese centro para enfrentar su adicción al paco y lavó sus pies.

Además, varias madres acercaron a sus hijos para ser bautizados por el cardenal durante la ceremonia.

Al finalizar el oficio religioso Bergoglio dijo que “si nosotros aprendiéramos un poquito más de esta enseñanza de Jesús, habría que ver como cambiaría nuestra sociedad, cuidándonos unos a otros”.

“Tenemos que cuidar más a los chicos y a los ancianos. El futuro de la Patria está en los chicos que van a llevar la vida adelante y en los ancianos que tienen una sabiduría que transmitir y una historia del pueblo que contar”, señaló.

El cardenal explicó que “elegí este lugar porque acá hay un doble trabajo, de reinserción de chicos y una escuela de artes y oficios de donde los chicos salen sabiendo hacer calzado y artesanías”.

Bergoglio sostuvo que “el problema de la droga es serio, las adicciones te marcan la vida, a veces es muy fácil hacerse adicto, pero recuperarse es un camino largo y duro”.

En ese sentido, reconoció que “la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), está trabajando mucho, en general se ven los esfuerzos del estado para trabaja en este sentido”.

El arzobispo de Buenos Aires afirmó que “pobres hay, y muchos, todos los días hay gente durmiendo en la puerta de la catedral y en la Ciudad de Buenos Aires se ven cuadros de pobreza que te llegan al alma, y lo feo es que nos acostumbramos a ver durante la noche a chicos muy chicos tirando de carros cargados de cartón. En la ciudad de Buenos Aires yo veo mucha pobreza”.

Por su parte, Gustavo Carrara, el sacerdote responsable del centro comunitario, contó a Télam que “El Hogar de Cristo es un lugar para acompañar a los chicos que sufren una adicción como pueden ser el paco o el alcohol, pero nuestro eje de trabajo es la inclusión”.

“El paco pone en evidencia la exclusión en la que viven muchos jóvenes de nuestros barrios, entonces el trabajo central es tratar de brindar oportunidades, que puedan recuperar la escuela, que puedan tener un oficio, que puedan alquilar una vivienda digna, básicamente eso, que puedan”, explicó el cura.

Carra sostuvo que “con su fuerza para vivir y el apoyo que podamos darles, empieza a aparecer un horizonte de sentido en sus vida, y cuando hay pasión por la vida no hay necesidad de recurrir a las drogas o al alcohol”.

“Hoy estamos creciendo y más o menos estamos acompañando entre 45 y 55 chicos y sus familias, se trata de hacer un acompañamiento lo más integral posible”, finalizó el sacerdote.

Télam


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Bergoglio lavó los pies de doce adictos en recuperación