Berni atribuyó a la niebla un “papel muy importante”

El secretario de Seguridad opinó sobre las hipótesis del accidente. Confirmó que entre la aeronave y la torre de control de San Fernando no hubo comunicación previa.



AVIONETA CAÍDA

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, confirmó hoy que “la niebla jugó un papel muy importante” en el accidente de la avioneta que ayer cayó en la ribera uruguaya, a la altura de Carmelo, y provocó la muerte a cinco personas.

“Ya sea como causa primaria del accidente o en una complicación que tuvo el piloto (Leandro Larriera) con el avión, cuando intentó amerizar no pudo ver bien el lugar” por los densos bancos de niebla, explicó el funcionario nacional.

En declaraciones a las radios Mitre, Continental y América, Berni dijo que, a pesar de que Larriera “era muy experimentado”, donde cayó la avioneta, “era un lugar donde había muchos islotes” y que, seguramente, el piloto “pensó que estaba en aguas profundas y prácticamente no llegaba al tobillo el agua”.

“No podemos dar ningún tipo de explicación (sobre el siniestro) porque todavía la junta de investigaciones de la República de Uruguay no empezó a trabajar. Hay que esperar, lo demás son puras especulaciones”, señaló.

Sí afirmó que “con la torre de control de San Fernando no hubo ninguna comunicación” con la aeronave antes de su accidente.

Recordó que fue “muy dificultosa la comunicación en los primeros momentos: había mucha incertidumbre”.

“Creo que la niebla jugó un papel muy importante, ya sea como causa primaria del accidente o en una complicación que tuvo el piloto con el avión y cuando intentó amerizar no pudo ver bien el lugar. Era un lugar donde había muchos islotes. En el río Paraná no se ve lo que hay debajo del agua. Pensó que estaba en aguas profundas y prácticamente no llegaba al tobillo el agua. El avión quedó apoyado en el piso”, graficó.

Berni reiteró que, en el momento de la búsqueda, “había bancos importantes de niebla. Un helicóptero tuvo que bajar a 45 metros para poder localizar” el avión siniestrado.

Reiteró que Larriera “era un piloto muy experimentado, muy conocido y era el hombre que más vuelos tenía en la ruta Buenos Aires-Carmelo. El avión era nuevo”.

Por otra parte, sostuvo que “hoy van a darnos (desde la Justicia uruguaya) la directiva sobre cómo vamos a poder traer los cuerpos de los fallecidos”.

También informó que una de las personas heridas “tenía importantes traumatismos cráneo-encefálicos” y esta mañana “iba a ser derivada a la Argentina por vía fluvial. No es recomendable el traslado por vía aérea por una cuestión de diferencia de presiones”.

Consultado sobre cómo justifica “el error al momento de dar una lista de personas heridas y fallecidas”, luego de la confusión con las identidades de dos de los pasajeros, uno lesionados y otro fallecido, respondió: “Nada de eso tiene justificación”.

“La información que se recibía llegaba de Uruguay. El lugar de operaciones era de difícil acceso, la comunicación se hacía complicada. Evidentemente hubo un error en la identificación de uno de los pacientes. La información es la que recibimos de Uruguay; qué pasó en Uruguay, no sabemos. Nadie comete un error así a propósito”, advirtió.

El accidente, en el que murieron cinco personas y cuatro resultaron heridas, se produjo ayer al mediodía cuando una avioneta privada se desplomó a las aguas del Río de la Plata a diez kilómetros de la costa uruguaya.

La aeronave civil, modelo Beech Super King Air B200, había partido poco antes con ocho pasajeros y un tripulante desde el aeropuerto de San Fernando.

Fuente DyN


Comentarios


Berni atribuyó a la niebla un “papel muy importante”