Bertoya cruzó a Farizano

El ministro acusó al candidato opositorde “quedarse en la crítica”.

#

Durante la firma del contrato Sapag dijo que “las campañas se hacen con ideas fuerza”.

NEUQUÉN (AN).- El debate sobre la tan vieja como mentada reconversión del modelo de matriz productiva neuquino, y la crítica de la oposición a la gestión de Jorge Sapag, provocaron ayer algunas réplicas del gobierno provincial.

Si bien Sapag se refirió a los cuestionamientos, que inscribió en el fragor de la campaña en torno a la elección a gobernador, fue el ministro de Desarrollo Territorial Leandro Bertoya el encargado de enviar los dardos más envenenados.

“Algunos no sé en qué provincia viven, se quedan en la crítica y viven diciendo que no hay proyectos productivos”, dijo Bertoya, luego de destacar una inversión de 27 millones de pesos para electrificar unas 4.000 hectáreas en la zona de Añelo. (Ver aparte)

La respuesta llega luego de un fin de semana en que el candidato a gobernador de la coalición opositora, Martín Farizano, había señalado que “no hay un proyecto” que permita pensar la zona norte de la provincia y que Neuquén tiene una matriz económica “igual a la de hace 40 años”, que impide incluir a nuevos actores al mundo del trabajo, y beneficia sólo a un grupo de familias allegadas al poder político provincial.

En el auditorio que en el Paseo de la Costa tiene la Corporación para el Desarrollo Integral de Neuquén (Cordineu), el ministro direccionó su crítica a Farizano, al que no nombró, pero al que claramente identificó al hablar de su gestión al frente de la comuna neuquina.

“En Neuquén no vemos pasar una motoniveladora, no vemos obras en el espacio público. Dicen que no hay proyectos productivos, cuando desde el 2008 hemos construido una planificación participativa sin distinción de banderías políticas”, opinó el ministro en uno de los tramos de su discurso.

Más adelante, sostuvo que “debemos tener mucho respeto por el trabajo de los empleados públicos” y el trabajo en “conjunto que la provincia hace con el Estado nacional”, con quien Farizano también tiene buena relación, como en el caso de la administración Sapag. El gobernador, ante una consulta sobre la crítica opositora, y en un tono mucho menos candoroso, dijo que los cuestionamientos son parte de “los tiempos electorales; surgen estos posicionamientos para ver cómo se puede hacer una campaña electoral”.

Añadió que “que las campañas electorales se hacen con ideas fuerza y con propuestas, con plataforma electoral, con conocimiento cabal de cada uno de los problemas de la provincia”.

“El ciudadano –agregó– está esperando actitudes proactivas. Nosotros estamos preparados para presentar en cada localidad una propuesta proactiva”.


Comentarios


Bertoya cruzó a Farizano