Bianchi destacó la solidaridad del equipo



También elogió la destacada actuación de Riquelme

SAN PABLO, Brasil (DyN, Enviado Especial).- Carlos Bianchi expresó respecto del triunfo por penales ante Palmeiras que clasificó a su equipo por segunda vez consecutiva para las finales de la Copa Libertadores que “este grupo tiene verdadero sentido de la solidaridad”.

El siguiente es el diálogo que mantuvo Bianchi con los medios de prensa.

– ¿Qué comparación hace de este equipo con el del año pasado?

– Da la impresión de que aquel equipo, para la opinión general, era más fuerte que éste. Pero no hay que olvidarse de que este año, de seis partidos como visitante, ganó cuatro y empató uno. Perdió uno cuando no jugó con el equipo, digamos normal, cuando ya estaba clasificado.

– ¿Que pasó en el segundo tiempo?

– No encontramos la pelota. Teníamos pensado hacerla circular, cuestión de que ellos no la tuvieran. Lo hicimos en los primeros minutos, pero a medida que ellos fueron logrando tener tiros libres y corners, empezaron a complicarnos. Nos empezamos a meter adentro, adentro, y eso hizo que llegara el empate de la manera en que llegó. A lo último lo podríamos haber ganado también, por la que le quedó a Delgado mano a mano. Pero lo que pienso, sobre todo, es que en los ciento ochenta minutos Boca fue un justo ganador.

– Pareció que Palmeiras superó a Boca físicamente…

– Sí, lo sentimos. Yo creo que los nervios jugaron y al final estuvimos cansados. Pero, dentro de todo, lo aguantamos, porque terminamos diez contra diez y el equipo le hizo frente a la situación.

– ¿En cuánto jugó todo lo que el equipo vivió desde el lunes?

– No, yo quiero hablar de fútbol, nada más. El partido fue lindo, vamos a ver con quién tenemos que jugar. Lo otro, a mí no me interesa tanto.

– En Buenos Aires se difundió que tenías pensado irte de Boca antes de cumplir el contrato…

– ¿Cómo? ¡No! Yo quiero quedarme hasta el 31 de diciembre. En ningún momento se me cruzó por la cabeza, para nada. A mí, en ningún momento se me cruzó por la cabeza irme de Boca.

– ¿Que se puede decir de Riquelme?

– Riquelme sigue demostrando todo lo que sabe. Hizo un muy buen partido y aparte, hizo un golazo. Si vos tenés 22 años, tenés que pensar que tenés que mejorar también. Tenés margen para seguir mejorando. Yo creo que un jugador de 22 años no se puede limitar con lo que hizo, él tiene capacidad como para hacer mucho más de lo que está haciendo. Algunos dicen que Riquelme hasta puede llegar a jugar de cinco. Me parece que puede llegar a jugar de nueve, digamos, porque cada día que pasa está más cerca del área grande, pero no de cinco.

– ¿Marcelo Delgado podría haber ingresado antes?

– Yo hubiera preferido no hacerlo entrar a Marcelo. Tengo que ser sincero, lo hice entrar cuando ya vi que tenía la obligación de hacerlo, porque nos estábamos jugando la clasificación.

– Cuando llegó a Boca, Wálter Gaitán dijo que no le gustaba mucho correr. Esta vez terminó jugando de tres…

– Wálter tiene buenas condiciones. Aparte él tiene que aprovechar que en todos los partidos tiene una o dos situaciones de gol. En el campeonato convirtió, esta fue la primera vez que lo hizo en la Copa y le hizo mucho bien al equipo. El no estaba muy convencido de ir de tres, pero yo prefería la velocidad de él a que fuera Traverso a marcar la punta izquierda.

El plantel sigue mal por la polémica con los dirigentes

SAN PABLO, Brasil (DyN, enviado especial) – “La guerra está declarada”. Las palabras fueron del capitán Jorge Bermúdez y se escucharon en el vestuario de Boca, luego de la clamorosa clasificación para las finales de la Copa Libertadores.

Aludían, claro está, al conflicto planteado entre la dirigencia del club y sus jugadores, una situación de la que cuesta imaginarse cómo podrá volverse para que las partes sigan conviviendo.

Lo que pasó en el camarín visitante del Parque Antárctica luego del encuentro no tiene antecedentes que se recuerden. Con la estratégica exclusión de los más jóvenes y de los que no tienen peso propio, los futbolistas lucieron para las cámaras de televisión musculosas blancas pintadas con marcador negro.

¿Qué se leía en ellas? “Salvestrini botón”, “Salvestrini, cerrá el orto”, “Salvestrini, anda al psicólogo”, “Vayánse” y “Paguen los premios”. Todas inscripciones referidas al sonado problema que se desató el lunes pasado, con el tesorero de la institución como blanco directo y predilecto.

Pero no fue todo. Además de la “estática”, estuvo el “audio”. Los coros más escuchados, cantados con toda la bronca hasta por los más juveniles, apuntaron en la misma dirección. “Boca va a salir campeón, Boca va a salir campeón, se lo dedicamo” a todos los hijos de puta de la comisión”. Y también “Salvestrini botón, Salvestrini botón, vos sos hincha de Ríver la puta madre que los parió…”. O si no, “paguen los premios la puta que los parió…”.

Córdoba sabe que el grupo tiene temple

SAN PABLO, Brasil (DyN, Enviado especial) – Oscar Córdoba, una vez más héroe en una noche de penales en San Pablo, definió las características de este exitoso Boca Juniors al afirmar que “este grupo sabe claramente cuáles son los objetivos y se prepara para ello”.

“Todos nosotros luchamos por un mismo objetivo -prosiguió-, nos sentimos tocados por las palabras de los directivos y supongo que ellos también, por nuestra actitud. Pero lo importante son los objetivos que tiene trazados el equipo”.

Al preguntársele si el particular festejo en el vestuario era una suerte de venganza contra los dirigentes, Córdoba lo negó, aunque inmediatamente admitió que “el equipo se sintió tocado”.

“Lo que importa es que el equipo no desfallece hasta obtener sus objetivos”, sentenció con énfasis.

Interrogado acerca del momento en que sintió que Boca ganaba el partido, el colombiano recordó que fue “en el final, aunque sabíamos que iba a ser difícil… como lo fue hasta el último momento”.

En cuanto a la fórmula para los penales, explicó: “Pasa por recordar los penales anteriores, a qué palo patearon, y aguantar lo suficiente para poder reaccionar a tiempo. No pasa otra cosa, sino tratar de definir de la mejor manera, de acuerdo con lo que se ha hablado durante la semana”.

“Yo no soy un gran atajador, lo repito. He tenido la suerte de integrar un grupo humano muy completo en el plantel y, además, estar asesorado por un cuerpo técnico que analiza los penales, los apunta, mira la estadística y te pasa el dato. Al final, uno decide si se la juega o no. Gracias a Dios, salió todo en positivo”, añadió el guardavallas xeneize.


Comentarios


Bianchi destacó la solidaridad del equipo