Billi lo definió con un “Súper” nocaut

“Ahora quiero el título Argentino y el Sudamericano, como lo hizo mi padre Bruno”. (Billi Godoy)



1
#

El boxeador de Centenario tuvo una gran actuación en el Ruca Che.

2
#

boxeo

Patagoniafotopress

NEUQUÉN (Por Luis Amaolo).- El Niño se hizo grande. A lo guapo y con una definición tremenda en el quinto capítulo que hizo estremecer al Ruca Che, Billi Godoy (73,100 kilos) resolvió un difícil pleito ante el bonaerense Sergio “Súper” Sander (71,200) y continúa reinando –ahora con mayor autoridad y solvencia– en la división medianos de la Federación Caribeña de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). A los 2m26s de ese round, el centenariense pudo al fin quebrar el inteligente planteo que le impuso su veloz rival, y con una seguidilla de certeros golpes concretó una victoria fantástica ante casi 3.000 personas que vibraron desde el inicio del choque y retribuyeron con una emotiva ovación la resolución del mismo. Billi sabía que era “su” noche –en la platea lo seguía atentamente el gobernador Jorge Sapag, principal gestor de la velada con entrada libre y gratuita– y no dejó pasar la oportunidad de lucirse con un planteo extremadamente ofensivo. Los tres primeros asaltos los ganó con claridad, pero sin la contundencia necesaria para liquidar la batalla. Es más, en el cuarto fue Sander quien asumió el protagonismo y provocó alguna preocupación en el local. Pero bastó ese llamado de atención para que el “Niño” encontrara el espacio justo y ahí si, los envíos llegaron con dureza, su rival comenzó a desmoronarse y sobre el epílogo de la vuelta, quedó desparramado en el tapiz, por varios minutos. A priori, la velada fue promocionada como la “Noche del Nocaut” y vaya si se cumplieron las expectativas. Primero fue el quinto descendiente de la Dinastía, Gino Godoy (68,800), quien noqueó en dos round al reginense Nelson Gil (67). Luego fue el turno de otro centenariense, Diego Egea (87,800), quien se impuso antes del límite a César “Polo” Heredia (112,700) –técnico al 1m35s del tercero– y el neuquino –radicado en Rosario– Matías Vidondo (126,800) necesitó apenas 2m30s para deshacerse del roquense Héctor “Torito” Díaz. En las preliminares amateurs: Lorenzo Barros venció a David Campos (GPP 2-1), Juan Amaya a Julio Riquelme (RSC 1°), Juan Rosales a Ezequiel Soto (GPP 2-1), Martín Matamala a Lázaro Alancay (GPP 3-0), Marcelo Maldonado a Alejandro Rodríguez (GPP 2-1) y Alejandro Celis a Lucas Campos (RSC en el tercero).


Comentarios


Billi lo definió con un “Súper” nocaut