Blumberg pidió disculpas a los Bordón

El padre de Axel reconoció que cometió un error.



BUENOS AIRES (DyN).- Juan Carlos Blumberg le pidió ayer perdón personalmente al matrimonio Bordón por haber dicho que su hijo Sebastián, asesinado por policías en 1997, se "drogaba", y reconoció haber cometido "un error", tras lo cual los padres del chico muerto en Mendoza prometieron que todas las familias de víctimas de la inseguridad "lucharán unidas por la justicia y la verdad".

Blumberg, quien el martes en Mendoza hizo la infortunada declaración a la prensa sobre la situación de Sebastián, el estudiante que fue dejado en un destacamento policial mendocino en un viaje de egresados y que terminó asesinado por policías luego condenados por la Justicia, puso fin así a la enojosa polémica tras pedir formalmente disculpas a los Bordón.

"Somos padres que estamos con el mismo dolor: les pedí disculpas, porque en ningún momento quise injuriar o herir" la memoria del chico muerto, dijo Blumberg a la prensa después de una reunión que mantuvo con los Bordón en la casa de la familia de Sebastián, en Moreno. "Fue un error cometido por mí", aseguró Blumberg, quien desplegó una cruzada nacional por más justicia y seguridad después de que una banda de secuestradores asesinara a su hijo Axel.

Los Bordón afirmaron que aceptaron las disculpas -que le habían exigido desde el mismo momento en que se conocieron las declaraciones del padre de Axel- y que le informaron debidamente sobre la causa que se sustanció tras el asesinato de su hijo.

"Estaremos todos unidos para luchar por la Justicia y porque no nos maten otros chicos", afirmó Blumberg en coincidencia con Luis Bordón y Miriam Medina.

Por su parte, la mujer dijo que "el padre de Axel le pidió perdón a los hermanos de Sebastián, a Sebastián y a los padres". Y también afirmó que "la muerte de Axel nos duele a todos, como la de cada joven que muere a diario y cuyas familias no tienen recursos, medios ni abogados que necesitan para llevar a la verdad". Luis Bordón, en tanto, dijo que "a los familiares nos une una sola lucha y un solo sentimiento".

"Todos los familiares vamos a estar juntos, luchando unidos por la verdad y la Justicia, sin hacer diferencias", insistió el padre de Sebastián.

El padre de Axel Blumberg había llegado a las 12.05 a la casa de los Bordón y permaneció allí durante más de dos horas, mientras gran cantidad de periodistas montó guardia en el lugar.

La polémica se inició cuando Blumberg dijo en Mendoza que Sebastián Bordón "se drogaba" y había agredido a un policía antes de que lo asesinaran, y también criticó el accionar los efectivos condenados por el crimen.

Posteriormente se desdijo, pidió disculpas y manifestó que sus expresiones habían sido sacadas de contexto.


Comentarios


Blumberg pidió disculpas a los Bordón