Boca, Almagro y otro David que le gana a Goliat



Duro golpe para Boca en la Copa Argentina. Con todo su poderío a cuestas y el debut de Daniele De Rossi, quedó afuera por penales con Almagro en la Copa Argentina, tras el empate (1-1) en el tiempo reglamentario.

Era una noche soñada para el xeneize, que abrió la cuenta a los 28 minutos del primer tiempo por un cabezazo del italiano. 
Pero Boca nunca controló el partido. Si bien contó con situaciones para aumentar la ventaja, como la que Mauro Zárate falló ante Cristian Limousin, le faltó consistencia y solidez. 
Marcos Díaz ya había tapado un par de pelotas importantes en los intentos de Facundo Suárez y Germán Herrera. El arquero se destacó pese a fallar en algunas pelotas aéreas.

Pero cuando parecía que todo era victoria y las miradas quedaban para De Rossi por el gol, llegó un error garrafal de Junior Alonso. El paraguayo calculó mal en un cierre y completó una noche para el olvido.
Agustín Coscia, ingresado en el complemento, los durmió a todos, esquivó la salida de Díaz y cedió para Juan Manuel Martínez, quien empujó el balón a la red. El Burrito cumplió con la ley del ex, ya que jugó en el xeneize entre 2013 y 2014. 

En los penales, apenas Carlos Tevez pudo anotar para Boca. Su remate pasó por debajo del cuerpo del arquero, quien ya demostraba su capacidad adivinando la punta. 
Ezequiel Denis marcó el 1-1 y a partir de ahí fue un show de Limousin.  Primero le tapó el remate a MacAllister, permitiendo que Lucas Wilchez pusiera en ventaja a su equipo por primera vez. Luego le contuvo el débil disparo a Jan Hurtado, dejándolo tranquilo a Coscia para que el pibe estampara el 3-1. Con la presión encima, Salvio quiso asegurar y mandó la pelota a cualquier parte. 

El fútbol volvió a demostrar que con millones no alcanza. Boca, que había arrancado bien el semestre, vuelve a pagar su irregularidad futbolística, pese a contar con un plantel de primer nivel continental. Almagro recién se está armando, pero lo dejó afuera de la Copa Argentina.


Comentarios


Boca, Almagro y otro David que le gana a Goliat