Boca dejó sin invicto al "Rojo" y se prende

Lo derrotó por 3- 2 y ahora quedó como escolta. La entrada de Gracián fue vital para el "xeneize".

#

Gracián está a punto de culminar la jugada que sellaría el destino del partido. El volante elude a Assmann y marca el tercero de Boca.

El orgullo de líder e invicto con el que llegaba Independiente se topó con la grandeza de Boca, que mostró sus pergaminos y se quedó con el clásico por 3 a 2.

Más allá de la derrota, el equipo de Pedro Troglio sigue comandando las posiciones, pero ahora con sólo dos unidades de luz sobre Boca, el único escolta, condimentando el Apertura, que está que arde.

El 'Rojo' comenzó ganando porque en su primera llegada antes de los 2 minutos, Rodrigo Díaz se fue muy bien por la izquierda, tocó corto para la llegada de Montenegro, que pudo haber rematado pero eligió alargar, y Germán Denis, libre de marca frente al arco y con Caranta descolocado, no tuvo más que empujarla al gol, decretando el séptimo gol del 'Tanque' en el torneo.

Fue el anuncio de 10 minutos en los cuales Independiente funcionó muy bien, recuperando la pelota rápidamente, metiéndose en campo rival y muy bien conducido por Díaz.

Boca no encontraba el balón, algunos de sus jugadores, caso Battaglia, andaban perdidos por la cancha, y en el fondo aparecían fisuras por el sector donde Morel Rodríguez y Urribarri no podían con Montenegro.

Pero a los 16, tras un centro desde la derecha, Rodríguez en su apuro por despejar, no hizo más que establecer el empate. Desde entonces Independiente se apagó, y Boca tuvo dos aproximaciones, la primera con Dátolo, que Assmann controló y otra de de Palermo, que no supo resolver.

Sin embargo la oportunidad más clara la tuvo el local a los 41, cuando tras una mala salida de Battaglia, el 'Rolfi' robó el balón , tocó para entrada franca de Denis, pero Caranta le ganó el duelo

Así como el 'Rojo' había pegado en frío en la etapa inicial, Boca lo hizo en el complemento. Ibarra ejecutó un tiro libre, y el eterno Palermo superó a todos para meter el cabezazo y el 2-1.

Independiente estuvo cerca de la igualdad con un zurdazo de Mareque, pero Boca controlaba el juego y ganaba confianza. A los 23, Banega le ganó a Pusineri y cedió a Gracián, que con un solo movimiento desairó a los dos zagueros, recorrió solo 50 metros, eludió la salida de Assmann y coronó un golazo. Era el 3-1

Por como estaban planteadas las cosas era para suponer que estaba todo definido, pero a los 29, Matheu ganó en el área de Boca ante un córner de Oyola y descontó, poniéndole emotividad al final.

Independiente trato de forzar el empate, pero el equipo de Russo fue el que lo tuvo dos veces, primero con Gracián y la segunda con Palacio, que perdió el duelo con Assmann.

En el tramo final pudo haber pasar cualquier cosa pero en definitiva el triunfo quedó en buenas manos y Apertura tiene ahora otro color.


Comentarios


Boca dejó sin invicto al "Rojo" y se prende