Boca, en su laberinto

No supo resolver un partido enredado y se cayó de la cima.



Boca fue un fantasma de sí mismo, terminó empatando sin goles frente a Tiro Federal un partido que estuvo muy cerca de perder y le permitió a River ser el único puntero del Clausura, a seis días del Superclásico de La Bombonera. Una mayor convicción en los pasajes favorables le hubiera bastado al equipo del Barrio Ludueña para imponerse, porque del otro lado el aspirante a campeón no elaboró juego como para quebrar a la defensa rosarina, se repitió en acciones incoherentes y aunque a los empujones presionó en el último tramo estuvo lejos de ganarlo. Boca tuvo la pelota durante casi todo el primer tiempo y no produjo ni una sola maniobra de toque profundo. Tiro lo esperó con una defensa muy bien plantada, en la que sobresalieron Gabriel Ruiz y Adrián Romero, con los volantes muy cerca y así no le permitió a Boca pasar más allá de tres cuartos de cancha. Fernado Gago fue el dueño de sector medio y con mucha movilidad trató de ser el generador del armado ‘xeneize’, sin embargo Rodrigo Palacio no consiguió ganar nunca por los laterales. Martín Palermo quedó encerrado entre camisetas rivales y los mediocampistas laterales rara vez aparecieron en posiciones ofensivas.

Riesgo local

La única jugada de cierto riesgo para Jorge Vivaldo fue en el minuto 21, cuando después de un córner de Pablo Ledesma llegó al fondo por la derecha y colocó un centro para Matías Silvestre, quien metió un cabezazo que el arquero contuvo junto a su palo derecho. Tiro tuvo una oportunidad inmejorable a los 10, cuando Javier Cámpora en un contraataque desde la izquierda jugó hacia al medio y Ariel Carreño, sólo ante Roberto Abbondanzieri, remató desviado sobre el palo derecho. A los 22 un remate de Ariel Carreño se desvió en Daniel Díaz y obligó al Pato a una complicada intervención. La segunda parte fue un calco de la primera en la que Boca sólo insinuó contra el frontón que le oponía Tiro Federal. El cuadro rosarino tuvo espacios para contraatacar, pero no supo aprovecharlo. Boca sólo preocupó a Vivaldo con un remate de Hugo Ibarra desde 30 metros. Tiro estuvo a punto de quedarse con el partido a los 25 minutos, cuando Cámpora recibió por derecha un pase gol de Luciano De Bruno, sin marca alguna, y resolvió a un toque que Abbondanzieri alcanzó a rechazar con un pie. Boca se fue de Rosario sin saber cómo ganarle a un equipo con destino de B Nacional y permitió que River llegue a la Bombonera, el próximo domingo, siendo el único líder.

‘Jugamos mal, la única verdad’

Dice el dogma justicialista que la única verdad es la realidad. Y ayer según Basile “la única verdad es que jugamos mal”. “Fue un mal partido de Boca, ellos se defendieron bien, metieron en todos lados. No nos salieron las cosas, intentamos por todos lados por afuera, con centros, paredes y no hubo forma”, comentó el entrenador ‘xeneize’. Más adelante precisó que “hay que destacar la parte defensiva de ellos, cuando no se concretan las intenciones también significa jugar mal. Cuando les entramos no pudimos definir, o le pegaba a (Jorge) Vivaldo o la sacaban de la línea. En el último toque, el que definía la jugada, siempre llegaba uno de ellos”. Consultado sobre si la actuación del equipo ante Tiro lo dejó tranquilo pensando en el Superclásico del próximo domingo, Basile respondió: “Este partido no tiene nada que ver, en fútbol nunca se sabe, por ahí el domingo la rompemos. Todavía no pensé en el partido del domingo y digo la verdad”. Por último anticipó que “River nos va a jugar más abierto”.

Falleció el maestro Ernesto Duchini

El ex jugador y entrenador de fútbol Ernesto Duchini falleció ayer a los 95 años en el hospital Pirovano de la Capital Federal, en donde permanecía internado desde hace varios días. Duchini, quien fue considerado como un maestro formador de grandes figuras del fútbol argentino, fue el hacedor del seleccionado juvenil que, encabezado por Diego Maradona, ganó el Mundial jugado en Japón en 1979. “Mi principal virtud fue saber elegir. A ese plantel que fue a Japón lo formé con mucho tiempo, luego de recorrer casi todo el país. Yo lo armé, pero fue César Luis Menotti quien lo dirigió y lo condujo al título mundial”, había reconocido siempre Duchini, con gran humildad.


Comentarios


Boca, en su laberinto