Boca está a dos pasos

<b>El gol del Cata Díaz le dio al Xeneize un triunfo agónico y urgente que lo ubica a un par de puntos del líder Newell’s.</b>

Por Redacción





AP

El Cata Díaz impactó de cabeza una pelota que le envió Riquelme y que terminó dentro del arco de Javier García. Fue el gol del triunfo en tiempo de descuento.

Boca volvió a sufrir por su mal juego y estuvo en desventaja durante gran parte del partido, pero con un par de goles sobre el final se impuso como local a Tigre (2-1) y sigue en la pelea por el título, a solo dos puntos del líder, Newell’s.

El juego quedó condicionado a poco de comenzar el segundo tiempo por un grave error del árbitro Darío Herrera, quien interpretó como simulación un penal cometido a Matías Pérez García y expulsó al atacante de Tigre con 40 minutos por disputar.

Dos acciones de pelota detenida, bien manejada por Juan Román Riquelme, determinaron a los 39 y 46 minutos de la segunda parte, a través de Leandro Paredes y Daniel Díaz los goles que le dieron la victoria al conjunto de Carlos Bianchi. Tigre se había puesto en ventaja a los 18 minutos del primer tiempo con un gol en contra de Claudio Pérez.

Boca fue un equipo lento y previsible que había comenzado el partido sin imponer condiciones y hasta la apertura del marcador era muy poco lo que había sucedido. Terminó jugando con cinco delanteros en un desesperado intento por empatar aunque finalmente se quedó con los tres puntos.

Una pelota cruzada por Ramiro Leone desde la izquierda y un cierre apresurado de Chiqui Pérez estableció el 1-0 que Tigre mantuvo hasta cerca del final.

Recién en el último cuarto de hora del primer tiempo Boca forzó el ritmo y obligó a tres grandes intervenciones del arquero Javier García: a los 37 tras un jugadón de Cristian Erbes, dos después tras un remate de Riquelme y a los 41 con un cabezazo de Erbes.

En el segundo período, a los 8 minutos, Pérez García, el jugador más astuto de Tigre, manejó bien un contraataque y ya dentro del área forzó una infracción de Erbes pero Herrera lo interpretó como una simulación y le sacó la segunda tarjeta amarilla, dejando a Tigre con diez jugadores.

Desde entonces y hasta el final Boca llevó la pelota hasta el área rival sin encontrar resolución. La suma de delanteros, con los ingreso de Cángele, Blandi y Riaño, no variaron el panorama y Tigre dispuso de oportunidades de contraatacar aunque la falta de energía le impidió aprovecharlas.

A los 39 minutos, Riquelme, desde la izquierda, ejecutó un tiro libre con pase paralelo y Paredes marcó la igualdad con un remate desde fuera del área y al palo derecho de un García muy tapado.

En el primer minuto de tiempo recuperado, otro tiro libre de Riquelme, que jugó corto para Paredes y recibió la devolución, terminó con centro muy bien colocado para el cabezazo frontal del “Cata”que le dio a Boca el triunfo imprescindible para seguir en la disputa real por el título.


Comentarios


Boca está a dos pasos