Boca-Milan, un clásico con sabor a revancha y Camisetas viejas y “El Gráfico”el trono en disputa

Los dos van por el título internacional número 18. El once italiano busca desquite desde el 2003.



#

Álvaro González se ganó un lugar entre los titulares. Cafú se perdió la semifinal, pero siempre está en los partidos importantes. Palermo le hizo dos al Real hace siete años. No estuvo ante Bayern (2001) y Milan (2003) y hoy buscará quedar con un perfecto 2/2.

Cada uno con su receta, ostentan la misma cantidad de batallas ganadas en el feudo internacional. Hoy la discusión quedará saldada en un mano a mano por convertirse en el club con más títulos internacionales.

Milan y Boca jugarán la final del Mundial de Clubes de Japón, que por tercera edición consecutiva tiene como protagonistas estelares de su último acto a los campeones de Europa y Sudamérica, las dos confederaciones más poderosas de la FIFA.

Para seguir con los parecidos, el “xeneize” le ganó en semifinales 1-0 al Etoile du Sahel de Túnez, sorpresivo verdugo del Pachuca de México, mientras el “rossonero” también pasó por la mínima diferencia al Urawa Red de Japón.

Según las estadísticas, cada uno lleva ganados 17 títulos internacionales, entre ellos tres copas intercontinentales (Milan en 1969, 1989 y 1990; Boca en 1977, 2000 y 2003). El que salga victorioso sumará un cuarto trofeo: record absoluto. Y el perdedor seguirá con el “tridente” junto a Real Madrid y a dos uruguayos, Nacional y Peñarol.

El choque decisivo será en el estadio Yokohama, el mismo donde hace cuatro años Boca le ganó al Milan por penales en la final de la desaparecida Copa Intercontinental, abolida por la FIFA con la intención de abrir el juego a otras confederaciones, pero sin los resultados esperados.

El equipo italiano, que tiene en sus filas a 12 sobrevivientes de aquella fatídica noche, entre ellos el astro brasileño Kaká y al técnico Carlo Ancelotti, buscará saldar cuentas pendientes con Boca y además llevar el trofeo por primera vez a Europa tras las victorias del San Pablo en 2005 e Inter de Porto Alegre en 2006 ante Liverpool y Barcelona.

De cara al partido de hoy, Miguel Russo meterá un solo cambio: Álvaro González por Fabián Vargas, expulsado ante los tunecinos. De esta forma, el DT mantiene el 4-4-2 y vuelve a reservar a Leandro Gracián. Con esto está más que claro que el único que podía modificar el sistema de juego era JR Riquelme, quien lo verá desde las tribunas.

Enfrente, el DT meterá tres cambios: Cafú por Massimo Oddo, Paolo Maldini por Kakha Kaladze y Filippo Inzaghi por Alberto Gilardino. Así, vuelven los veteranos de mil batallas, siempre fundamentales en partidos de esta características.

Según el reglamento, si el duelo termina igualado tras los 90 minutos, se jugarán dos tiempos suplementarios de 15 minutos (sin gol de oro) y de continuar la paridad se ejecutarán penales. A esa instancia llegaron hace cuatro años, Boca fue más efectivo y levantó la copa. Hoy le da revancha.


Comentarios


Boca-Milan, un clásico con sabor a revancha y Camisetas viejas y "El Gráfico"el trono en disputa